Venezuelan migrants, who were recently deported, arrive at shore on Los Iros Beach after their return to the island, in Erin,…
Migrantes venezolanos, recientemente deportados, arriban a la costa de la playa Los Iros luego de su regreso a la isla, en Erin, Trinidad y Tobago. Noviembre 24, 2020.

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) se expresaron “profundamente consternados” por la muerte de al menos 20 venezolanos en un naufragio en las costas del este del país, cercano a Trinidad y Tobago.

A través de un comunicado, Eduardo Stein, representante especial conjunto de ACNUR y OIM para refugiados y migrantes venezolanos, señaló que: “Este trágico incidente es un recuerdo de los riesgos extremos que las personas refugiadas y migrantes de Venezuela toman al hacer viajes por mar u otros movimientos irregulares para cruzar fronteras”.

El texto destaca que con la liberación de las medidas de confinamiento por la pandemia, ha aumentado el número de venezolanos saliendo de su país, pero principalmente a través de rutas informales, pues las fronteras continúan cerradas.

“Se necesitan esfuerzos urgentes para evitar que traficantes y redes de trata envíen personas en estos viajes tan peligrosos y para proteger a las personas refugiadas y migrantes de la explotación y el abuso”, indicó Stein, en el texto.

Venezuelan migrants, who were recently deported, arrive at shore on Los Iros Beach after their return to the island, in Erin,…
Venezuela: piden investigación sobre migrantes muertos en naufragio
El naufragio de una embarcación con migrantes venezolanos causa una nueva ola de indignación en Venezuela.

El representante especial resaltó la necesidad de reforzar las vías regulares para asegurar que los venezolanos “puedan tener acceso a seguridad sin arriesgar sus vidas”.

Explican que las organizaciones humanitarias están en contacto con las autoridades venezolanas y “se mantienen preparadas para ofrecer el apoyo”. “Necesitamos aunar esfuerzos para evitar que esto suceda de nuevo”, señala Stein.

Los primeros cuerpos fueron encontrados el fin de semana en las costas de Güiria, en el estado Sucre, en la región nororiental del país. Se presume que la embarcación donde estaban habrían zarpado de manera ilegal rumbo a Trinidad y Tobago.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos también emitió un comunicado en el que se une al llamado de la ACNUR y la OIM para evitar las personas realicen estos viajes y por vías seguras y legales para los migrantes y refugiados venezolanos.

“Instamos a las autoridades venezolanas y de Trinidad y Tobago a coordinar y cooperar para proteger la vida y la seguridad de los migrantes y refugiados, incluso mediante operaciones de búsqueda y rescate en el mar efectivas e investigando de manera rápida, eficaz, exhaustiva y transparente este trágico incidente”, se lee en la declaración.

El Ministerio Público venezolano ya realizó una detención por los hechos, un ciudadano identificado como dueño del barco. En un comunicado del Ministerio de Interior, Justicia y Paz venezolano del día de ayer explican que: "se ha iniciado igualmente una investigación para determinar informaciones difundidas por extremistas de la oposición venezolana, que curiosa y extrañamente precedieron a los resultado de la investigación".