CARACAS - La vacunación contra el coronavirus en Venezuela podría comenzar el 1 de abril, con la rusa Sputnik V, según anunció el presidente Nicolás Maduro, quien además informó que unas  100.000 dosis del fármaco llegarán al país la próxima semana.  

La Sputnik V ya fue probada en 196 voluntarios venezolanos y la mitad de ellos presentó reacciones leves como malestar general, dolor de cabeza o sensación de calor en las manos, según el investigador jefe del estudio Alexis García, coordinador de Instituto de Inmunología de la Universidad Central de Venezuela.

"No hemos tenido evento adverso grave que amerite hospitalización", dijo García, quien destaca que el ensayo clínico ha sido llevado adelante por un equipo de 30 científicos y trabajadores sanitarios de diferentes universidades y hospitales de la nación.

A nurse holds a dose of AstraZeneca vaccine before administering it to a tourist resort employee north of Port Louis, Mauritius…
Oposición venezolana ratifica disposición a buscar recursos para vacunas contra el COVID-19
El mecanismo COVAX le garantiza a Venezuela el acceso de 12 millones de dosis, indicaron fuentes de la oposición.

Una vez las vacunas estén disponibles, serán aplicadas, en una primera fase, al personal médico y a los mayores de 65 años con enfermedades preexistentes.

"El Ministerio de Salud está armando la logística para poder tener la vacuna en todos los estados y garantizar la cadena de frío. La vacuna rusa tiene dos presentaciones, la  líquida que tiene que estar a -18 grados y, la que puede llegar a Venezuela, que es seca que se puede mantener a 2 y 8 grados Centígrados, es decir temperatura de nevera", aclara García.

Sin embargo, para que exista la llamada inmunidad de rebaño se requiere, según el especialista, que al menos un 70% de la población sea vacunada. Calcula que esta cifra podría alcanzarse a finales de 2021.  "Y eso depende de la disponibilidad de la vacuna que se pueda traer a Venezuela. No es tan fácil, porque la demanda en todos los países es muy grande. Se está abriendo el abanico para poder traer otras vacunas que no sean sólo la Sputnik V, sino la de AstraZeneca, la de Oxford u otras que estén disponibles ", indicó a VOA.

El  cirujano y especialista en medicina en casos de catástrofe, opositor al gobierno de Maduro, Enrique Montbrun, fue uno de los voluntarios que recibió la Sputnik V, sin embargo, señala que hay varios escollos que superar para que la vacunación sea exitosa.

"Venezuela es un país con muchas barreras. Tenemos barreras económicas, barreras de movilidad, garantizar la cadena de frío", alerta Montbrun, quien además, apunta que la capacitación al  personal que aplicará las vacunas es un proceso indispensable que, a su juicio, no demora más de una semana.

"No es sólo ponerte la inyección. Tiene el proceso de registro, evaluación, determinar riesgo, que el equipo sepa cómo se prepara, cómo se descongela la vacuna".

¿Pero, está el sistema de salud venezolano preparado para este proceso?  “El país está preparado en la medida que se haga una logística adecuada. Pero, también necesitamos que el estado asegure que la logística de la cadena de frío ocurra", opina Montbrun.

Según la Encuesta Nacional de Hospitales, elaborada por la ONG Médicos por la Salud, un 63% de los centros clínicos públicos presentaron fallas de electricidad en 2019.