A youth walks under a large Venezuelan flag during a rally organized by workers of the National Telecommunications Company or…
Un joven camina bajo una gran bandera venezolana durante un mitin pro gobierno en Caracas, Venezuela. Febrero 25, 2014.

- Expertos de las Naciones Unidas (ONU) exhortaron este viernes a detener lo que consideran como una persecución y estigmatización de las organizaciones de la sociedad civil y defensores de derechos humanos en Venezuela.

Cuatro relatores especiales en materia como derecho a la libertad de reunión pacífica o sobre la situación de personas defensoras de DD.HH., emitieron un comunicado en el que explican que desde noviembre, “Venezuela ha estigmatizado y perseguido sistemáticamente a las organizaciones de la sociedad civil, a las voces disidentes y a los defensores de los derechos humanos, y esto debe terminar”.

Señalan que por el recrudecimiento de la situación venezolana debido a la pandemia, estas organización son “más esenciales que nunca”. Su papel en la protección de los derechos humanos y en la asistencia a las poblaciones vulnerables debe ser protegido, no socavado”, indican los relatores de la ONU.

En el texto, los expertos señalan que Venezuela debe dejar de “intentar controlar” a las organizaciones de la sociedad civil y dejar de estigmatizar públicamente a sus líderes, además de “criminalizar" su trabajo.

Los comicios están planeados para diciembre, pero ante la propuesta, se realizará un debate en una próxima sesión, indicó la presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente, Delcy Rodríguez.
Venezuela: nuevas normas dan pie a “visitas” policiales a las ONG
El gobierno en disputa de Maduro exige un registro a las ONG no domiciliadas en el país. Otra resolución convierte a las asociaciones civiles de ayuda humanitaria y a favor de derechos humanos en sospechosos habituales.

Un caso reciente de la situación relatada por los expertos de la ONU ocurrió esta misma semana con la ONG Convite, asociación enfocada en los derechos sociales para todos y en especial para personas mayores.

El martes 15 de diciembre funcionarios de la Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional, allanaron su sede y su director general, Luis Francisco Cabezas, y la administradora, Patrizzia Latini, fueron interrogados por cerca de dos horas.

La Comisión Interamericana de DD.HH. ya expresó preocupación por este caso y señaló que este tipo de actividades "pueden constituir actos de hostigamiento que tendrían como fin impedir las actividades de defensa de DD.HH". Pidió al Estado "abstenerse de incurrir en injerencias arbitrarias en el domicilio o sedes de organizaciones de DD.HH"

A finales de noviembre, las ONGs Alimenta la Solidaridad y Caracas Mi Convive, enfocadas en la seguridad alimentaria en sectores vulnerables, denunciaron hostigamiento por parte de autoridades, después de que su sede también fuese allanada y sus cuentas congeladas.

Llamado al Parlamento

En el comunicado, los relatores de las Naciones Unidas hacen un llamado a la recién electa Asamblea Nacional, de mayoría oficialista y que debe tomar posesión el 5 de enero de 2021, a promulgar leyes que protejan a las ONGs y a los defensores de los derechos humanos.

Señalan que pareciera que el nuevo Parlamento dará prioridad a la aprobación de una ley que restringiría significativamente el acceso de las ONGs a la financiación extranjera, medidas, explican, que “han tenido efectos paralizantes” en estas organizaciones.

Igualmente alientan a los nuevos diputados a abolir "la vigente legislación restrictiva”, en particular la "Ley contra el odio" de 2017 que habría sido utilizada “para silenciar a los defensores de los derechos humanos y las voces críticas”, agregan.

FILE - In this March 12, 2020 file photo, Venezuelan President Nicolas Maduro givesa press conference at the Miraflores…
La Ley contra el Odio entra en fase “intensa” en Venezuela con 21 arrestos desde enero
La justicia madurista ha formalizado un promedio de tres a cuatro acusaciones penales por mes en 2020 con base en la polémica normativa, según la ONG Espacio Público.

"Ahora más que nunca, la situación humanitaria y de los derechos humanos en Venezuela exige que la sociedad civil, incluyendo los defensores de los derechos humanos, sea apoyada y protegida”, cierra el texto.

Miguel Pizarro, diputado en el exilio y comisionado del gobierno interino del país para las Naciones Unidas, se refirió al comunicado y señaló que “la acción humanitaria en nuestro país se ve amenazada por el régimen de Maduro”

"El hostigamiento y la persecución a quienes brindan asistencia a la población más vulnerable y a las víctimas de la crisis debe ser denunciada y condenada”, indicó en su cuenta de Twitter.

Venezuela 360