Cancilleres del Grupo de Lima, reunidos en Gatineau, Canadá, el jueves 20 de febrero de 2020. Cortesía: Cancillería de Costa Rica.
Cancilleres del Grupo de Lima, reunidos en Gatineau, Canadá, el jueves 20 de febrero de 2020. Cortesía: Cancillería de Costa Rica.

Si bien la Constitución venezolana prevé la celebración de elecciones parlamentarias en 2020, la democracia se restablecerá plenamente en Venezuela sólo mediante elecciones presidenciales libres, justas y creíbles¨, es la conclusión de Grupo de Lima, reunido este jueves en Canadá.

Los 18 representantes ministeriales en el encuentro en Gatineau, frente a Ottawa, afirman que para que esto ocurra es necesario que se incluya ¨un Consejo Nacional Electoral independiente, un Tribunal Supremo imparcial, apoyo y observación internacional, la plena libertad de prensa y la participación política de todos los venezolanos¨.

“Hoy todos los cancilleres del Grupo de Lima dejaron claro que las parlamentarias solas son un problema y que lo necesario en este momento son unas elecciones presidenciales libres. Esto debe permitir que el pueblo venezolano se exprese y decida su futuro”, indicó en un comunicado Julio Borges, comisionado presidencial del gobierno interino de Juan Guaidó, quien participó en este encuentro ministerial.

Adicionalmente, los países del Grupo de Lima hicieron un llamado a la comunidad internacional para que se una a ellos en el apoyo a un futuro democrático para Venezuela.

¨El mundo necesita unirse para detener la tragedia humana en Venezuela¨, concluye el comunicado emitido tras la reunión que se desarrolló en el Museo Canadiense de la Historia en Gatineau.

En ese mismo documento el Grupo anunció que en los próximos días y semanas, sus representantes ¨participarán en un período intensivo de gestiones internacionales y consulta con todos los países interesados ​​en la restauración de la democracia en Venezuela¨.

¨Creemos que es hora de enviar un mensaje claro e inequívoco a los venezolanos de que el momento de poner fin a esta crisis es ahora y que la comunidad internacional está lista para apoyar tal proceso¨, dice la comunicación.

Borges señaló además, que el Grupo de Lima pidió una reforma completa del sistema de justicia en Venezuela. Aseveró que acordaron un plan de trabajo para ejercer presión sobre los países que continúan apoyando al régimen de Maduro como es el caso de Rusia.

La reunión del Grupo de Lima en Canadá, la primera del 2020 (la número 18 desde su creación en 2017), contó con la presencia del canciller de Canadá, Francoise Phillips Champagne, así como de los cancilleres de Perú, Brasil, Bolivia, Guatemala, Panamá, Colombia, Chile, Costa Rica, Guyana, Paraguay, Argentina, Honduras, Haití, y Sainte Lucie.

Además de la la incorporación de Bolivia y Haití, Ecuador, El Salvador y República Dominicana asistieron como observadores.