Narrar un juego de béisbol con papel y lápiz, ser comentarista deportiva de radio o hacer los análisis más completos en la televisión nacional han hecho que la periodista venezolana, Mari Montes, se destaque al ejercer en un área en la que era muy poco común ver a una mujer.

En entrevista con la Voz de América, la escritora cuenta cómo su dedicación y manera de superar  cada reto en el mundo deportivo la llevaron a ser la primera venezolana en formar parte de la Asociación Americana más antigua de béisbol, en la que tendrá la oportunidad de escoger a jugadores que quedarán inmortalizados en el Salón de la Fama.

La periodista venezolana dice que escribir de béisbol es su pasión. Sus últimos 30 años han transcurrido rodeada de un guante, bate, pelota, un terreno con bases llenas, a la espera de tres out para completar un inning, de que culminen 10 innings de un partido para contar la historia y de ver destacar peloteros venezolanos en las Grandes Ligas. 

“Mi gran reinvención ocurre cuando me siento en frente de una computadora a escribir una crónica, una semblanza o a procesar alguna entrevista que he hecho con alguna gloria beisbolera”, asegura Mari Montes al hablar de sus pasos fuera de las fronteras de Venezuela.

A Montes, le tocó emigrar hace seis años a Estados Unidos dejando atrás su mundo en los estadios, escuchar las diferentes consignas de fanáticos y aquellos momentos de euforia, sin control, al ver ganar un equipo, ya sea en un juego: Magallanes o Leones - los equipos más emblemáticos de Venezuela- pero en el que poco después, al instalarse en Miami, retomó en una etapa superior, ejercer para las Grandes Ligas.  

La destacada periodista, experta incluso en leer las señas de los catchers, dice que para poder integrarse y ganarse el respeto en un área donde era un ambiente mayormente de hombres, tuvo que demostrar capacidad.

“Cuando comencé éramos muy pocas las que estábamos en el mundo del béisbol y eso lo que hace es que uno estudie más y se cuide más, porque sabe que el foco está puesto en lo que uno dice, porque se supone que uno es mujer y este mundo no es para las mujeres, pero eso está dejando de ser así”, dijo Montes.

Mari Montes también es madre y se encuentra dando pasos al lado de su hijo mayor Daniel, quien ha seguido los pasos de su mamá y tiene un emprendimiento digital dirigido a las Grandes Ligas.

Próximamente, la comentarista deportiva publicará su séptimo libro con entrevistas y crónicas, en el que busca reencontrar a los venezolanos con destacadas figuras del béisbol, a través de sus historias.