Enlaces para accesibilidad

Calle Olvera: la cuna de Los Ángeles y el corazón de los mexicanos


El domingo de Pascua de 1930, la calle Olvera, una de las más antiguas y más cortas de la ciudad, abrió sus puertas como mercado mexicano.

La calle Olvera o Placita Olvera es el corazón de los mexicanos en Los Ángeles y donde 11 familias que llegaron desde México se establecieron hace siglos para fundar la ciudad.

Hoy Los Ángeles es una metrópolis que alberga a casi cuatro millones de personas, sin embargo, cuando la ciudad se fundó en 1781, solo contaba con 44 pobladores. Se trataba de 11 familias que llegaron desde México y se establecieron al sureste de la actual calle Olvera.

Los Pobladores

Según el Almanaque de Los Ángeles, el reclutamiento de posibles pobladores comenzó en diciembre de 1779.

Siguiendo las órdenes del rey de España, Carlos III, y dirigidos por el gobernador de California en ese momento, Felipe de Neve, 11 familias mexicanas vinieron desde la cercana Misión de San Gabriel Arcángel para establecer un pueblo secular en las orillas del río Porciúncula en la aldea indígena de Yangna.

En septiembre de 1781, estas familias, compuestas por 11 hombres, 11 mujeres y 22 niños, establecieron El Pueblo de la Reina de Los Ángeles. Dos de ellos eran españoles, mientras que los demás eran indios, negros y mestizos provenientes de Mexico.

Tras la Guerra de la Independencia, en 1821 Los Ángeles pasó a formar parte de México. Sin embargo, en 1848 se firma el Tratado de Guadalupe Hidalgo, por el que México perdió ante Estados Unidos los territorios de Texas, Nuevo México y Alta California.

Calle Olvera

Durante el dominio mexicano, y después de la Guerra de México, la Plaza siguió siendo el centro de la ciudad, donde está situada una placa para rendirle homenaje de Los Pobladores.

Un pequeño callejón que salía de la Plaza, Wine Street, cambió su nombre por ordenanza del Ayuntamiento en 1877 a Olvera Street, en honor a Agustín Olvera, el primer juez del Condado de Los Ángeles.

El domingo de Pascua de 1930, la calle Olvera, una de las más antiguas y más cortas de la ciudad, abrió sus puertas como mercado mexicano.

Después de casi 100 años, la calle Olvera continúa recreando el "Viejo Los Ángeles" donde casi dos millones de visitantes al año encuentran cafés, restaurantes y tiendas que hacen homenaje a la historia y las tradiciones de los primeros pobladores y a la herencia mexicana de la ciudad.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal deYouTubey activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

Especial de la VOA

II parte especial de Frontera a Frontera

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG