Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

El 2023 finalizó con un diluvio de desinformación sobre Israel y Hamás


Un tanque de batalla del ejército israelí avanza a lo largo de la frontera con la Franja de Gaza y el sur de Israel el 4 de enero de 2024, en medio del conflicto en curso entre Israel y el grupo militante palestino Hamás. (Foto: AFP/Archivo)
Un tanque de batalla del ejército israelí avanza a lo largo de la frontera con la Franja de Gaza y el sur de Israel el 4 de enero de 2024, en medio del conflicto en curso entre Israel y el grupo militante palestino Hamás. (Foto: AFP/Archivo)

Ambos lados del conflicto entre Israel y Hamás han sido blanco de desinformaciones, actores de mala fe han aprovechado las redes sociales para difundir falsificaciones ante una audiencia de millones.

La atención mundial continúa fija en la guerra entre Israel y Hamás durante y tras el fin del año 2023.

Con las organizaciones de noticias en gran medida bloqueadas para acceder de forma independiente a la Franja de Gaza y los asesinatos de al menos 64 periodistas y trabajadores de los medios, graves limitaciones obstaculizan los esfuerzos para informar y verificar información sobre el conflicto.

Los propagadores de información errónea y desinformación, con variadas agendas, han aprovechado este ambiente confuso para desatar un torrente de falsificaciones y tergiversaciones; utilizan un conflicto altamente emotivo para beneficiar sus agendas políticas o simplemente generar más reacciones.

Polygraph.info analizó algunas de las narrativas que surgieron en el conflicto, dónde se difundieron y a qué intereses responden.

Reciclando material antiguo

Desde que Hamás lanzó su ataque mortal contra Israel el 7 de octubre, las redes sociales se han visto inundadas de imágenes recicladas para respaldar narrativas falsas, engañosas o sin fundamento sobre el conflicto.

Polygraph.info ha documentado varios de estos casos, incluidos múltiples intentos de hacer pasar metrajes e imágenes de la guerra en Siria, una prueba de misiles de la marina india, actividad militante en Filipinas, Azerbaiyán deteniendo líderes de Karabaj en territorio de disputa, y otros casos reutilizados como procedentes del conflicto entre Israel y Hamás.

Estas mentiras provienen de actores estatales y no estatales y están dirigidas tanto a israelíes como a palestinos.

Una subsección de este fenómeno, llamada Pallywood –una mezcla de las palabras “Palestina” y “Hollywood”– ha reutilizado imágenes antiguas y no relacionadas para acusar a los palestinos de montar escenas de muerte y violencia para ganar puntos de propaganda contra Israel.

Algunos usuarios de las redes sociales utilizaron imágenes de la guerra civil siria para acusar a los palestinos de montar escenas de matanza.

Destacados difusores de desinformación antiisraelí también reciclaron imágenes que habían aparecido en una campaña de desinformación respaldada por Rusia para acusar falsamente a los trabajadores de rescate voluntarios sirios de organizar atrocidades.

Utilizar a Israel como una brecha contra Ucrania

Rusia, que mantiene relaciones con Hamás y está alineada con los enemigos israelíes, Irán y Siria, ha criticado cada vez más la continuación de la guerra por parte de Israel en la Franja de Gaza.

Los funcionarios rusos han intentado negar el derecho de Israel a la autodefensa tras el mortal ataque de Hamás el 7 de octubre en el sur de Israel, donde murieron 1.200 personas, en su mayoría civiles.

Rusia y sus aliados también han utilizado la guerra entre Israel y Hamás para socavar el apoyo occidental a Ucrania o encubrir las acciones destructivas de Rusia en el país, en Ucrania y más allá.

Tanto funcionarios iraníes como rusos han afirmado, sin pruebas, que Ucrania serviría como fuente de armas ilícitas en el conflicto entre Israel y Hamás.

Para subrayar la difícil situación de los palestinos y/o minimizar el sufrimiento de Ucrania, el presidente ruso Vladimir Putin y funcionarios de Hamás han hecho comparaciones engañosas entre el número de muertos en Ucrania y la Franja de Gaza.

Durante su conferencia de prensa anual de fin de año, Putin afirmó falsamente que la escala de destrucción que desató en Ucrania no tenía comparación con la guerra en Gaza.

Putin, buscado por crímenes de guerra, también pidió que se proteja a los civiles, ignorando al mismo tiempo el historial de Rusia de ataques contra civiles en la república de Chechenia, Ucrania y Siria.

Putin también ha afirmado falsamente que Estados Unidos orquestó la guerra entre Israel y Hamás y su guerra con Ucrania, entre otros conflictos, y ha hecho la afirmación infundada de que “Estados Unidos y sus satélites” estaban detrás de disturbios antisemitas en suelo ruso.

Otros funcionarios rusos culparon a Ucrania de esos disturbios antijudíos.

Las redes sociales: entre los principales impulsores de las noticias falsas

Si bien los medios de comunicación rusos, iraníes y otros controlados por estados autoritarios son fuentes de desinformación sobre la guerra entre Israel y Hamás, las redes sociales son el principal impulsor de información falsa y manipulada sobre el conflicto.

Altos funcionarios de la Unión Europea habían expresado previamente su alarma por el alcance de la desinformación que los grupos hacktivistas pro-Hamás y los usuarios alineados están difundiendo a través de las plataformas de redes sociales.

Si bien Facebook, TikTok y YouTube se han utilizado para difundir desinformación, X, anteriormente Twitter, ha sido objeto de escrutinio repetidamente por supuestamente brindar una plataforma a propagadores en serie de contenido falso y engañoso.

Muchas de las afirmaciones falsas documentadas por Polygraph.info desde que estalló la guerra entre Israel y Hamás se originaron en X.

Los propagadores de dicha desinformación no están necesariamente motivados por intereses estatales o ideología política.

Al documentar algunas de las falsificaciones en X, Polygraph.info señaló que los suscriptores del servicio premium de la plataforma tienen un incentivo financiero para difundir publicaciones que se vuelven virales, incluida la desinformación, ya que los usuarios marcados en azul son elegibles para compartir los ingresos por publicidad si tienen 500 seguidores y han generado cinco millones de impresiones en los tres meses anteriores.

El 18 de diciembre, la Comisión Europea anunció que había decidido abrir un procedimiento formal de infracción contra X en virtud de la Ley de Servicios Digitales, o DSA, citando su preocupación por “la difusión de contenido ilegal en el contexto de los ataques terroristas de Hamás contra Israel”, entre otras cosas.

Plataformas como TikTok, que según las encuestas se han convertido en la principal fuente de noticias para las generaciones más jóvenes en todo el mundo, también ofrecen lo que la revista Fortune llamó una “vía de bajo costo para difundir propaganda sobre temas candentes”.

Polygraph.info ha documentado el uso de TikTok con ese fin, no solo en el conflicto entre Israel y Hamás, sino también para difundir desinformación sobre casos de disturbios civiles en Europa, desastres naturales en el norte de África y propaganda sobre narrativas apocalípticas islamistas.

[Este artículo fue inicialmente publicado por Polygraph y traducido por Mila Cruz].

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Foro

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG