Enlaces para accesibilidad

El costo oficial de los pasaportes venezolanos se mantuvo, pero en la práctica llegó a subir


El Saime ha reiterado que los trámites para obtener el pasaporte venezolano siguen anclados al petro, pero los precios han aumentado en bolívares.

El Saime asegura que los precios de los pasaportes y las prórrogas se mantienen iguales, pero los venezolanos tienen que pagar más en bolívares para obtenerlos.

El Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime) de Venezuela ha salido a desmentir en redes sociales que los trámites para obtener el pasaporte y su prórroga hayan aumentado de precio.

La primera aclaración la dio el sábado 16 de julio, una vez restablecida la página oficial del organismo después de casi un mes sin funcionar.

Una vez reanudado el servicio virtual, el Saime ha reiterado que los trámites para obtener el pasaporte y su prórroga siguen anclados al petro, la moneda virtual que el gobierno de Venezuela lanzó en 2018.

Efectivamente, desde diciembre de 2021 obtener un pasaporte venezolano con vigencia de 10 años se ha mantenido en 3,6 petros, y la prórroga —una pegatina con la información personal y foto del solicitante sobre el documento— en 1,8. Por su parte, un pasaporte de tres años de vigencia cuesta también 1,8 petros y el de cinco años, 2,7.

Sin embargo, esos valores en petro no son los mismos en bolívares. La unidad contable del Gobierno venezolano cambia de valor cada día y está sujeta al control cambiario.

Los venezolanos tramitan sus pasaportes y prórrogas en las oficinas del Saime con bolívares, o en los consulados de otros países con la divisa correspondiente.

Como muestra el Saime en copias de su web archivadas en la plataforma Wayback Machine, la prórroga costaba 573.228 bolívares, y el pasaporte de 10 años, 1,146.456 el martes 14 de junio. Las gestiones por esos 1,8 y 3,6 petros habían habían aumentado a 612.774 y 1,125.548 bolívares, respectivamente, el sábado 16 de julio, día en que se restableció la página.

El pasado lunes 18 de julio, por ejemplo, iban por 615.708 y 1,231.416 bolívares, más de 200 dólares en el segundo caso, según la tasa oficial, y el lunes 25 de julio ya cuestan 618.426 y 1,237.284 bolívares, respectivamente. Ese aumento gradual del precio se debe, precisamente, a la devaluación constante del bolívar respecto al dólar.

Ese aumento gradual del precio se debe, precisamente, a la devaluación constante del bolívar respecto al dólar.

El petro, aunque es la referencia del precio para ambas gestiones, no es de uso generalizado en Venezuela ni en el extranjero.

Este token, a diferencia de las criptomonedas, que son descentralizadas, lo emite el Banco Central de Venezuela asociando cada unidad a un barril de las reservas de petróleo del Orinoco, que rondaba los 60 dólares, y anunciando su respaldo en otros recursos naturales.

El Gobierno venezolano lanzó el petro en 2018 para saltarse las sanciones de Estados Unidos y buscar financiación internacional, pero Washington pronto prohibió su uso en transacciones. La falta de confianza, además, llevó a su exclusión de las casas de cambio, ya que su sistema blockchain, la estructura digital detrás de las criptomonedas, no es pública.

El Saime, los pasaportes y el petro

No es la primera vez que el Saime despierta dudas sobre los cambios de precios de los trámites o sobre su servicio en general. El organismo, adscrito al Ministerio de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, tiene ese nombre desde 2009 en reemplazo de la Oficina Nacional de Identificación y Extranjería, cuenta con estructura propia desde 2015 y ha cobrado protagonismo con el aumento de la emigración.

En el contexto de la crisis económica que el país ha vivido en la última década y de un éxodo de más de seis millones de personas, según cifras que recogen Acnur, en 2017 hubo denuncias de que el Saime no podía satisfacer la demanda de pasaportes por falta de material, lo que llevó a introducir el trámite de la prórroga y una plataforma de gestión virtual que, como en el último mes, se ha caído en repetidas ocasiones.

Asimismo, los ciudadanos venezolanos han señalado irregularidades en la gestión del Saime. En 2019, por ejemplo, la organización Transparencia Venezuela recopiló más de 100 denuncias por demoras en la entrega de los pasaportes o presuntos cobros excesivos de parte de funcionarios para entregarlos de inmediato. La oenegé reportó el pasado 11 de julio “silencio institucional” tras la caída de la página del Saime desde el 21 de junio.

En un comunicado al día siguiente de que la página se cayera, el Saime aseguró que solucionaría el “bloqueo tecnológico” con una “novedosa plataforma” que le evitaría el uso de tecnologías extranjeras. Su director, Gustavo Vizcaíno, aseguró también que la institución ya contaba con una nueva tecnología que le permitiría pasar de producir 3.000 a 25.000 pasaportes diarios.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG