Enlaces para accesibilidad

Gobernador de Wisconsin pide a Trump que “reconsidere” visita a Kenosha


Soldados de la Guardia Nacional de Wisconsin llegan a la corte del Condado de Kenosha, Wisconsin, el 30 de agosto de 2020.

El presidente Donald Trump planea el martes visitar Kenosha, en Wisconsin, para reunirse con las fuerzas del orden y examinar los daños de una semana de disturbios en esa ciudad, según un informe de la Casa Blanca.

El mandatario planea reunirse con representantes de las fuerzas de seguridad y supervisar los desperfectos causados a lo largo de estos últimos días de protestas, según detalló el lunes la portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany.

Asimismo, la vocera subrayó que "el presidente condena la violencia en todas sus formas".

El domingo, el gobernador de Wisconsin, Tony Evers, envió una carta a Trump instándolo a "reconsiderar" la visita. Dijo que la semana pasada ha sido "particularmente difícil" y la comunidad en todo el estado está lidiando con un "dolor extraordinario".

Evers dijo que Kenosha está "exhausta y desconsolada con la división que ha destrozado su comunidad", pero que también está trabajando para reconstruir.

Trump hizo referencia a Kenosha durante la Convención Nacional Republicana, pero no hizo comentarios específicos sobre el tiroteo que dejó a Jacob Blake, de 29 años, paralizado de la cintura para abajo después de que el oficial Rusten Sheskey le disparara siete veces en la espalda el 23 de agosto.

Gobernador de Oregon insta a poner fin al "ciclo de violencia" en Portland

Por otra parte, el domingo trajo continuas protestas en la ciudad noroccidental de Portland, Oregon, junto con las promesas del gobernador del estado de reforzar a la policía y abordar los problemas subyacentes que han impulsado meses de manifestaciones contra la injusticia racial.

Un grupo de manifestantes fue el domingo a un edificio utilizado por las fuerzas del orden y, como muchas noches durante las manifestaciones, la policía de Portland declaró que la asamblea era “ilegal” y realizó arrestos.

La policía de Portland monta guardia el 29 de agosto de 2020 en Portland, Oregon. Una persona fue asesinada a tiros el sábado por la noche en Portland cuando una caravana de partidarios del presidente Donald Trump y Black Lives Matter se enfrentaron.
La policía de Portland monta guardia el 29 de agosto de 2020 en Portland, Oregon. Una persona fue asesinada a tiros el sábado por la noche en Portland cuando una caravana de partidarios del presidente Donald Trump y Black Lives Matter se enfrentaron.

La gobernadora de Oregón, Kate Brown, dijo en un comunicado el domingo por la noche que todos, incluidos los funcionarios electos, las fuerzas del orden y los líderes comunitarios, deben unirse para detener el ciclo de violencia en Portland, y que “el cambio real vendrá del arduo trabajo por lograr justicia racial".

Brown anunció que la Policía Estatal de Oregon enviará agentes a Portland para liberar a los investigadores locales para "arrestar y acusar a quienes se involucren en actos violentos" y realizará un foro público con el alcalde de Portland, Ted Wheeler, organizadores de protestas y líderes comunitarios.

También criticó las acciones de los "justicieros armados de derecha" que se han enfrentado a manifestantes en varias ciudades de Estados Unidos, un día después de un tiroteo mortal que siguió a los enfrentamientos entre partidarios del presidente Donald Trump y contramanifestantes.

“El grupo de derecha Patriot Prayer y los autoproclamados milicianos llegaron al centro de Portland anoche, armados y en busca de pelea”, dijo Brown en un comunicado. “Todos los habitantes de Oregon tienen derecho a expresar libremente sus opiniones sin temor a una violencia mortal. No permitiré que Patriot Prayer y supremacistas blancos armados traigan más derramamiento de sangre a nuestras calles".

Un comunicado de la policía dijo que los agentes escucharon disparos el sábado por la noche y encontraron a un hombre blanco muerto por una herida de bala en el pecho. Testigos dijeron que el hombre llevaba un sombrero con la insignia de Patriot Prayer, un grupo de extrema derecha con sede en el estado de Washington que se había enfrentado previamente con manifestantes.

Partidarios del presidente Donald Trump participan en una manifestación el sábado 29 de agosto de 2020 desde el suburbio de Clackamas a Portland, Oregon. (AP Foto/Paula Bronstein)
Partidarios del presidente Donald Trump participan en una manifestación el sábado 29 de agosto de 2020 desde el suburbio de Clackamas a Portland, Oregon. (AP Foto/Paula Bronstein)

El periódico The Oregonian, citando fuentes familiarizadas con el caso, dijo que la policía está investigando a un hombre de 48 años que se identificó a sí mismo como antifascista y publicó sobre su asistencia a las protestas en Portland durante los últimos meses.

En una conferencia de prensa el domingo por la tarde, Wheeler instó a los manifestantes a no volverse violentos o intentar represalias tras la muerte a tiros del sábado por la noche.

El presidente Donald Trump tuiteó sus críticas

“Ted Wheeler, el loco alcalde demócrata de Portland que ha sido testigo de la gran muerte y destrucción de su ciudad durante su mandato, cree que esta situación ilegal debería continuar para siempre. ¡Incorrecto! Portland nunca se recuperará con un tonto por alcalde...”, indicó Trump en Twitter.

Después de que Trump llamó “tonto” a Wheeler, un demócrata, y lo culpó de la "gran muerte y destrucción" en la ciudad liberal, Wheeler, que estaba visiblemente enojado, se dirigió a Trump a través de las cámaras de televisión y calificó sus comentarios como "el clásico Trump".

La semana pasada, cuando aceptó la nominación republicana a la presidencia, Trump utilizó a Portland como un ejemplo del futuro distópico que los estadounidenses pueden esperar si su oponente, el exvicepresidente Joe Biden, gana las elecciones del 3 de noviembre.

XS
SM
MD
LG