Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

ONU: Mujeres deben tener autonomía sobre sus cuerpos.


Manifestantes corean consignas durante una manifestación en Estambul, el 27 de marzo de 2021 contra la retirada de Turquía de la Convención de Estambul, un acuerdo internacional diseñado para proteger a las mujeres de la violencia.
Manifestantes corean consignas durante una manifestación en Estambul, el 27 de marzo de 2021 contra la retirada de Turquía de la Convención de Estambul, un acuerdo internacional diseñado para proteger a las mujeres de la violencia.

Los gobiernos, según la ONU, deben garantizar que las leyes contrarresten los factores culturales que afectan a las mujeres.

El Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés) pidió a las naciones el miércoles que respeten la autonomía corporal como un derecho universal, diciendo que a demasiadas mujeres y niñas se les niega este poder básico sobre sus propios cuerpos.

“El derecho a la autonomía sobre nuestros cuerpos significa que debemos tener el poder y la agencia para tomar decisiones sin temor a la violencia o que alguien más decida por nosotros”, dijo a la prensa la directora ejecutiva del UNFPA, Natalia Kanem.

Los otros tomadores de decisiones incluyen cónyuges, miembros de la familia, sociedad y gobierno.

En un nuevo informe, “Mi cuerpo es mío”, el UNFPA revisó datos de casi 60 países, que representan aproximadamente una cuarta parte de la población mundial. Encontró que casi la mitad de las mujeres carecen del poder para tomar sus propias decisiones sobre su atención médica, si usar o no anticonceptivos o tener relaciones sexuales con una pareja.

"Una mujer que tiene control sobre su cuerpo tiene más probabilidades de tener poder en otras esferas de su vida", dijo Kanem.

Pero cuando se les niega este poder, dijo que refuerza las desigualdades y perpetúa la violencia derivada de la discriminación de género, que está en la raíz del problema.

“Cuando el control descansa en otra parte, la autonomía permanece perpetuamente fuera de alcance”, señala el informe.

Los delitos y prácticas que violan la autonomía corporal de una mujer incluyen asesinatos por "honor", matrimonio forzado y precoz, pruebas de "virginidad" y mutilación genital femenina. El embarazo o el aborto forzados también violan el poder de la mujer para tomar decisiones sobre su cuerpo.

“Algunas violaciones, como la violación, pueden ser criminalizadas, pero no siempre son procesadas y castigadas”, dijo Kanem. "Otras violaciones no se cuestionan por completo porque están reforzadas por las normas, prácticas y leyes de la comunidad".

A pesar de las garantías constitucionales de igualdad de género en muchos países, el informe dice que, en promedio, las mujeres a nivel mundial disfrutan solo del 75% de los derechos legales de los hombres.

Kanem dijo que el COVID-19 ha empeorado la situación de millones de mujeres, aumentando la violencia sexual, especialmente durante los encierros, creando nuevas barreras para el acceso a la atención médica y la pérdida de empleos y educación.

El informe señala que la autonomía corporal es un problema para otros grupos a menudo marginados, incluidas las mujeres solteras, las comunidades LGBTI y las personas con discapacidad.

Ningún país ha logrado la igualdad de género total, pero entre los que tienen el mejor historial se encuentran Suecia, Uruguay, Camboya, Finlandia y los Países Bajos.

“Una diversidad que te muestra que este valor aspiracional no depende realmente de la cultura o la ubicación”, dijo Kanem, y señaló que lo mismo ocurre en la parte inferior de la escala.

Dijo que los gobiernos tienen un papel de liderazgo que desempeñar al cumplir con las obligaciones que emanan de los tratados de derechos humanos y alterar las estructuras sociales, políticas, institucionales y económicas que refuerzan las desigualdades de género.

XS
SM
MD
LG