Enlaces para accesibilidad

¿Debe el Gobierno regular lo que comen los ciudadanos?


Las llamadas "comidas basura" adolecen de exceso de sal y otros componentes dañinos para la salud, aseguran los expertos. [Foto de archivo]

Los estadounidenses se alimentan muy mal y por ello muchos sufren de problemas metabólicos, afirman expertos que piden a las autoridades tomar cartas en el asunto.

Nueve de cada diez estadounidenses tienen problemas metabólicos y en gran parte eso tiene que ver con los alimentos que consumen, dicen expertos que consideran que el Gobierno debe regular lo que la población se lleva a la boca.

"Este es el único segmento de nuestra economía donde sabemos que la mayoría de los productos son peligrosos y dejamos la decisión al consumidor”, dijo el doctor Dariush Mozaffarian, un cardiólogo decano de la Facultad de Ciencias y Política de Nutrición de Tufts Friedman.

“De ninguna manera dejamos al consumidor la seguridad de los vehículos, de las viviendas, de los colchones, de los teléfonos celulares y casi todos los demás aspectos de la economía. Si algo afecta a las personas, lo eliminamos”, agregó.

Para evaluar la salud metabólica, los médicos miden el azúcar en la sangre, el colesterol, la presión arterial y otros indicadores. Las personas con pobre salud metabólica tienen un riesgo mayor de desarrollar diabetes Tipo 2, enfermedades del corazón y otros graves problemas de salud.

"Creemos que estar saludable es la norma y estar enfermo es lo inusual, y eso lo que está sucediendo dese hace tiempo es que las enfermedades relacionadas con la dieta nos han enfermado más de lo que nos han hecho saludables, en especial a los adultos”, dijo Mozaffarian.

Para el especialista, “cuanto tenemos nueve de cada diez adultos con una mala salud metabólica, atribuida mayormente a enfermedades relacionadas con la dieta, sabemos que hay un sistema que no funciona”.

El consumo de la llamada "comida basura" ayuda poco. Un estudio de 17 años reveló que la comida basura (comidas procesadas con poco valor nutritivo que son altas en azúcar, sal y grasas) es responsable de 1 de cada 5 calorías en los niños y 1 de 7 en los adultos.

Estas comidas son difíciles de resistir porque contienen productos que el cuerpo necesita.

A la evolución no le interesa

"Las comidas basura son básicamente dulce, sal y grasa, y esas con cosas muy necesarias para vivir, son fuente de energía”, detalló Linda Bartoshuk, profesora de ciencias alimentarias y nutrición humana en la Universidad de la Florida. "Y el dulce es muy importante porque la glucosa es el único combustible que puede usar el cerebro, de modo que la naturaleza se interesa mucho en que lo ansíe”.

El problema, dice, es que nuestros cuerpos no están programados para decirnos cuánto es suficiente.

Ingerimos demasiada sal, demasiada azúcar, demasiada grasa, y eso produce todo tipo de enfermedades"

Linda Bartoshuk, profesora de la Universidad de la Florida

"A medida que crecemos y pasamos la edad de engendrar hijos, francamente a la evolución no le interesa lo que suceda con nosotros. Y entonces el consumo de esas cosas que eran tan importantes cuando éramos jóvenes se vuelve peligroso. Nos excedemos. Ingerimos demasiada sal, demasiada azúcar, demasiada grasa, y eso produce todo tipo de enfermedades”.

En la década de 1960, Estados Unidos se enfocó en eliminar el hambre, en los 1990 en la inseguridad alimenticia. Mozaffarian es uno de los expertos de salud en EE. UU. que pide cambiar el foco de “seguridad alimenticia” por “seguridad de nutrición” para abordar los problemas de salud de los estadounidenses adultos.

Recetas para comidas saludables

Mozaffarian quisiera ver que el gobierno federal tomara la iniciativa en mejorar la nutrición en los programas alimentarios existentes, como el Programa Suplementario de Asistencia de Nutrición que ayuda a las familia de bajos recursos, los almuerzos escolares y otros.

Aunque los estadounidenses cada día aumentan sus problemas de salud, Estados Unidos gastó 3,9 billones de dólares en atención médica en 2019. Mozaffarian dice que es hora e integrar la nutrición en la atención de la salud.

"Hay formas muy directas basadas en la evidencia para hacerlo. Por ejemplo, emitir recetas. Si usted tiene cierta condición de salud y necesita comidas saludables, el médico escribe una receta y usted recibe comidas saludables sin tener que pagarlas en parte o en su totalidad”, explicó.

Este método podría incluir comidas médicamente a la medida, servicio a domicilio de comidas saludables y educación de nutrición para trabajadores de atención de la salud, incluso médicos futuros que aún estudian la carrera.

* Con información de Dora Mekouar.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

XS
SM
MD
LG