Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Lo duro de superar el trauma sicológico de un tiroteo escolar


Estudiantes son evacuados de la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas durante el tiroteo en febrero del 2018.
Estudiantes son evacuados de la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas durante el tiroteo en febrero del 2018.

Toma tiempo. Y no es fácil. Pero con la terapia correcta, niños y adultos pueden superar el trauma de vivir la experiencia de un tiroteo escolar. La edad de la persona puede hacer una importante diferencia.

Kaitlin Holt tenía solo 25 años cuando un adolescente armado abrió fuego en Saugus High School en Santa Clarita, California, donde Holt enseñaba música. Ella dice que colocó un piano de cola frente a la puerta, condujo a docenas de estudiantes a una oficina, cerró la puerta con llave y atendió a un estudiante herido.

“Estaba dando primeros auxilios al estudiante que había sido herido y manteniendo a mis estudiantes a salvo en el aula, en caso de que el tirador estuviera caminando, lo que afortunadamente no era así”, dijo Holt a la Voz de América, vía Skype.

Dos estudiantes murieron en el ataque escolar de noviembre 14 de 2019. Holt todavía se estremece cuando recuerda ese día. Ella, los estudiantes y los padres tardaron meses en aceptar lo sucedido.

“Fue mucho tiempo y estar con las personas que tuvieron esa experiencia conmigo, como el personal de la escuela y mis alumnos, y la ayuda de mi familia y amigos. Y terapia. La escuela estuvo cerrada por un tiempo, luego estuvo abierta pero no para clases, para actividades divertidas y terapia de grupo, cosas así… ”, explicó Holt.

Sin terapia, dicen los expertos, es mucho más difícil manejar el trauma de manera saludable, especialmente para quienes presenciaron los tiroteos.

“Una de las cosas más importantes es conseguir ayuda para estos niños de inmediato, darles un lugar seguro para hablar y hacerles saber que todo lo que sienten es apropiado. Porque si se sienten asustados, si se sienten aturdidos, si no sienten nada, si sienten pánico, cualquier reacción que tengan es una reacción normal a un evento anormal ", dijo la sicóloga clínica, Joane Barron.

Los expertos dicen que en cada niño el trauma se manifiesta de manera diferente, pero una cosa que tienen en común es que se necesita tiempo para dejar de sentirse traumatizado.

“El shock suele ser la primera reacción. Luego sigue el estrés postraumático, la depresión, la ansiedad, algunos desarrollan el sentimiento de culpa porque sobrevivieron mientras alguien que conocían, tal vez un amigo, murió. La culpa es más típica de las personas mayores porque sienten mejor la profundidad y el alcance de la tragedia", dijo en ruso Ludmila Zaytsev, psicóloga clínica infantil, vía Skype.

“Pueden tener pesadillas, pueden tener problemas para dormir, pueden enfadarse mucho si están hablando del tiroteo… También a menudo depende de la edad del niño”, dijo la especialista en desarrollo infantil, Jakl Liaboh.

Sin embargo, los psicólogos dicen que a menudo en los niños más pequeños el trauma puede disiparse a medida que crecen, pero es mucho más difícil para los estudiantes de secundaria olvidar lo que sucedió.

“Una joven con la que trabajé, una chica de secundaria, tuvo efectos traumáticos duraderos después de eso. Tenía miedo de salir de casa, tenía miedo de socializar con sus amigos e incluso mucho miedo de ir a la escuela, tenía ataques de pánico. Trabajamos en psicoterapia dándole algunas formas de calmar su sistema nervioso", dijo Barron, la sicóloga clínica.

Kaitlin Holt, la maestra de música de la secundaria Saugus, dice que sus estudiantes, casi dos años después de la tragedia, todavía se estremecen cuando escuchan ruidos fuertes.

“Ha pasado el tiempo, tenemos muchos recursos de salud mental en la escuela. Tenemos un centro de bienestar donde los estudiantes pueden ir a calmarse, a usar un un libro para colorear. Definitivamente se sintió como un mal sueño. Surrealista porque piensas que eso nunca te sucederá, pero es más común ahora de lo que creo que la gente se da cuenta ", explicó Holt.

Si bien las heridas psicológicas del tiroteo pueden tardar en sanar por completo, Holt está feliz de estar de regreso con sus estudiantes y reconstruir la sensación de seguridad y calma.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

XS
SM
MD
LG