WASHINGTON - Luego de ser uno de los países ejemplo en América Latina en su lucha contra la pandemia de COVID-19 y por implementar un sistema de vacunación que avanzaba con rapidez, Chile vuelve a las cuarentenas debido a un rebrote que marcaría una segunda ola en el país.

De acuerdo con ministro de Salud chileno, Dr. Enrique París, el aumento reciente de casos se debe tres razones: la detección de la cepa brasileña y la cepa británica, la relajación temprana de las medidas de seguridad luego de las vacaciones de verano “… y tercero, y ahí asumo una especie de culpa, que a lo mejor no fuimos lo suficientemente fuertes en lo que se llama comunicación de riesgo, porque cuando tú empiezas a vacunar la gente piensa que como ya llegó la vacuna, ya me salvé. Y no es así”, explicó el ministro en el programa Foro de la Voz de América.

El galeno dejó claro que la vacuna requiere dos dosis e, incluso 14 días después de la segunda dosis, es cuando apenas el cuerpo comienza a tener una cantidad grande de anticuerpos. En la actualidad, Chile reporta más de 9 millones de dosis colocadas y el Ministerio de Salud aspira a tener un 80% de la población inoculada para finales del mes de junio.

Vacunando a los migrantes

“Nosotros estamos vacunando gratuitamente a todos los migrantes – señaló el ministro Enrique París en nuestro programa Foro - Ahí tuvimos en algún momento una pequeña confusión; pero nosotros estamos vacunando a todos los migrantes que tengan un ingreso legal a Chile porque, desgraciadamente, sí hay una pequeña cantidad que ha ido disminuyendo enormemente, que ingresaban ilegalmente por pasos fronterizos no autorizados. Pero, obviamente, igual a ellos los llevábamos incluso a residencia sanitaria les dábamos un hotel para aislarlos”.

Explicó el Dr. París que, en Chile, por ley, todos los migrantes tienen derecho a salud incluyendo, en este momento, la vacuna contra el coronavirus “así que no hay ninguna discriminación en ese sentido”.

Luego de donar algunas dosis de vacunas a Ecuador y Paraguay, el ministro chileno señaló que en este momento de pandemia y cuando el fármaco sigue siendo un tesoro muy preciado, sobre todo en países con recursos limitados, “el tema de la vacunación debe haber más solidaridad. Debe haber más hermandad. Nosotros creemos que hay que reforzar la iniciativa de COVAX. Creemos que todos los países de Latinoamérica, independiente de su condición económica, tienen que tener derecho a recibir vacuna”, recalcó.

Vea el programa completo aquí:

El Mundo al Día