Guatemala
Foto de archivo de la visita del secretario Michael Kozak a Guatemala el 7 de febrero de 2020 durante una conferencia de prensa con el presidente Alejando Giammattei.

CIUDAD DE GUATEMALA - La llegada de Joe Biden a la presidencia de Estados Unidos genera altas expectativas en Guatemala y autoridades del gobierno ven con buenos ojos el plan anunciado por el nuevo mandatario, en especial en la aprobación del Estatus de Protección Temporal (TPS).

“Estamos haciendo todos los esfuerzos para que el gobierno del presidente Biden nos otorgue el TPS, lo cual va a ser de gran ayuda para nuestro país”, dijo el canciller Pedro Brolo.

El diplomático argumentó que el TPS cumple una función muy importante, porque permitiría darle certeza a los connacionales en Estados Unidos para que puedan trabajar y continuar apoyando a través de sus remesas a sus familias en Guatemala, sobre todo en un momento en que el país se recupera de la devastación que dejó el paso de las tormentas Eta e Iota en noviembre de 2020.

Para el analista Jahir Dabroy, de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (ASIES), además de la respuesta a la solicitud del TPS, que se espera que sea favorable, Guatemala está atenta a las decisiones que la administración demócrata tomará respecto a los acuerdos firmados con el presidente saliente Donald Trump.

“Habrá que poner especial atención a ver si continúa el tema del Tercer País seguro”, expuso Dabroy, quien agregó que las nuevas autoridades ya han sido cuestionadas al respecto. “Kamala Harris ha hecho mención que condena este tipo de acuerdos, mientras el presidente Biden ha rehuido a la respuesta”.

El analista de temas guatemaltecos, Yahir Dabroy, conversó con la VOA. [Cortesía]

Además, explicó que se tienen altas expectativas no solo por la llegada de un nuevo gobierno, sino por la llegada de un gobierno demócrata, que históricamente ha tenido una mejor relación, con mayor cercanía con los países de la región centroamericana.

“Hay una oportunidad para Centroamérica y Estados Unidos de establecer una mejor relación entre los gobiernos”, destacó Dabroy, alegando que si Estados Unidos quiere mantener el control geoestratégico en territorio centroamericano, tendrá que otorgar ciertas garantías a la ciudadanía de la región.

Los guatemaltecos tienen esperanza

Para los guatemaltecos como Mario Cuevas, quien tiene 30 años y su mamá trabaja en Estados Unidos, el cambio de gobiernos debería reflejarse en acciones prontas a favor de los migrantes.

“Como guatemalteco yo esperaría que se iniciaran acciones reales en beneficio de los migrantes, no solo guatemaltecos sino en general”, dijo el entrevistado, quien manifestó que el cambio de gobierno trae aires de esperanza para todos los migrantes irregulares que viven en Estados Unidos.