Fotografía de archivo del 4 de diciembre de 2013 del presidente chino Xi Jinping estrechando la mano del entonces…
Fotografía de archivo del 4 de diciembre de 2013 del presidente chino Xi Jinping estrechando la mano del entonces vicepresidente de Estados Unidos Joe Biden en el Gran Salón del Pueblo en Beijing. (AP Foto/Lintao Zhang, Pool, Archivo)

El presidente estadounidense, Joe Biden, habló por primera vez por teléfono el miércoles con el mandarario chino, Xi Jinping, según anunció la Casa Blanca en un comunicado.

En la llamada, Biden expresó sus "profundas preocupaciones" por las prácticas económicas "injustas y coercitivas" en la nación asiática, por la represión en Hong Kong y por las "violaciones a los derechos humanos en Xinjiang", una región donde reside la minoría musulmana de los uigures.

El comunicado de la Casa Blanca indicó además que ambos líderes abordaron el tema de la pandemia de COVID-19 y los "desafíos comunes" que representan la seguridad sanitaria mundial y el cambio climático.

El jueves, Biden dijo que la conversación con Jinping duró dos horas.

La conversación entre ambos mandatarios tuvo lugar el mismo día que Biden visitó el Pentágono por primera vez desde que asumió el cargo el 20 de enero. Durante su estancia anunció la creación de un grupo de trabajo especial del Departamento de Defensa sobre China y ordenó una revisión inmediata del enfoque estratégico del ejército para China.

Biden explicó en el Pentágono que la revisión de la estrategia respecto a las autoridades chinas es crucial para "poder trazar un camino sólido hacia adelante en asuntos relacionados con China que requerirán un esfuerzo de todo el gobierno".

"Tenemos que hacer frente a los crecientes desafíos que plantea China para mantener la paz y defender nuestros intereses en el (océano) Indo-Pacífico y a nivel mundial", añadió.

El nuevo grupo de trabajo tendrá cuatro meses para presentar evaluaciones y recomendaciones sobre la estrategia militar de Estados Unidos respecto a China, incluyendo áreas de tecnología, estructura de fuerzas y las relaciones bilaterales de defensa con Pekín.

El mandatario demócrata dijo que la revisión del Pentágono debía ser respaldada por ambos partidos políticos y el Congreso, así como por los aliados y otras asociaciones.

"Así es como afrontaremos el reto de China y nos aseguraremos de que el pueblo estadounidense gane la competición en el futuro", dijo.

Biden además anunció además medidas contra la junta militar de Myanmar, también conocido como Birmania, incluyendo el congelamiento de sus activos en territorio estadounidense tras el golpe de Estado de la semana pasada.