Samark José López es acusado por el gobierno estadounidense de ser el "testaferro" del ministro de Petróleo de Venezuela, Tareck el Aissami, a quien se le acusa de narcotráfico
Samark José López es acusado por el gobierno estadounidense de ser el "testaferro" del ministro de Petróleo de Venezuela, Tareck el Aissami, a quien se le acusa de narcotráfico.

WASHINGTON DC - El gobierno de Estados Unidos anunció el jueves una recompensa de cinco millones de dólares por información que lleve a la captura de Samark José López, a quien se acusa de lavado de dinero proveniente del narcotráfico.

López, de nacionalidad venezolana, enfrenta cinco cargos, incluyendo evasión de sanciones, presentadas por la justicia estadounidense en marzo del 2019, que lo identificó como testaferro de Tareck el Aissami, exvicepresidente y actual ministro de Petróleo del gobierno en disputa de Venezuela.

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, anunció la recompensa el jueves en un comunicado, donde recordó que López es acusado de “participar en crimen transnacional organizado”.

Samark Lopez
¿Quién es Samark López?
El Departamento de Estado de Estados Unidos anunció este 8 de octubre una recompensa de 5 millones de dólares por información sobre el empresario venezolano Samark López.

“La oferta se hace en conexión con la recompensa de hasta 10 millones de dólares por el ex vicepresidente venezolano, Tareck Zaidan El-Aissami”, escribió Pompeo.

López es el más reciente funcionario del gobierno en disputa de Nicolás Maduro sobre el que EE.UU. ofrece una recompensa. Sobre el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno, pende un precio de cinco millones de dólares y sobre el propio Maduro, de 15 millones.

El presidente en disputa ha rechazado tanto los cargos criminales que la justicia estadounidense se ha presentado en su contra —principalmente por narcotráfico— como las recompensas, acusando a EE.UU. de estar en una “guerra inmoral” contra Venezuela.

El gobierno del presidente Donald Trump ha endurecido las sanciones hacia el país de la OPEP, ahogando en especial al sector petrolero, su principal fuente de ingresos, para presionar a Maduro fuera del poder.