Signage is seen at the headquarters of the Internal Revenue Service (IRS) in Washington, D.C., U.S., May 10, 2021. REUTERS…
Un letrero identifica el edifico del Servico de Rentas Internas de Estados Unidos (IRS, por sus siglas en inglés) en Washington DC.

Una filtración sin precedentes de los datos fiscales de miles de estadounidenses ha impulsado un debate sobre la desigualdad de la riqueza en Estados Unidos y ha hecho que los defensores de la reforma fiscal tengan la esperanza de que una comprensión pública más profunda de cómo los ricos evitan los impuestos conducirá a una reestructuración del código de impuestos estadounidense.

Los datos, filtrados a la organización periodística sin fines de lucro ProPublica, incluyen información detallada sobre las declaraciones de impuestos de miles de las personas más ricas del país y se extienden por más de 15 años. Esta semana, ProPublica utilizó los datos para brindar a la nación su primer análisis detallado de hasta qué punto los más ricos de Estados Unidos pueden vivir rodeados de privilegios y lujos al tiempo que pagan unas tasas bajas de impuestos sobre la renta o, incluso, ningún impuesto sobre la renta.

Entre los hallazgos está que el fundador de Amazon, Jeff Bezos, la persona más rica del mundo, según la revista Forbes, no pagó impuestos federales sobre la renta en 2007 y 2011, y que otros multimillonarios como Warren Buffett, Mark Zuckerberg, George Soros, Michael Bloomberg, Carl Icahn y otros lograron pagar cantidades muy pequeñas de impuestos al gobierno federal, o nada, incluso en años en que su riqueza creció en miles de millones de dólares.

Ranking member Ron Wyden (D-OR) speaks by video conference during a Senate Finance Committee hearing on "COVID-19 and Beyond:…
EE.UU. envió estímulo económico a más de un millón de contribuyentes fallecidos
La agencia de vigilancia del gobierno dice que a más de un millón de estadounidenses muertos se les envió un monto de 1.4 mil millones de dólares en pagos destinados a ayudar a impulsar la economía en EE.UU.

Ingresos vs Riqueza

Es importante señalar la diferencia entre “ingresos” y “riqueza” para propósitos del código tributario. Cuando una persona presenta una declaración de impuestos, lo que el gobierno está midiendo son los ingresos: el producto de los salarios, los intereses y las actividades comerciales. La riqueza, por el contrario, abarca no solo el dinero ahorrado de los ingresos del trabajo o los intereses, sino también las tenencias de capital (acciones, bonos, bienes raíces) que pueden apreciarse significativamente en valor pero que no producen ingresos hasta que se venden.

Según el informe, los datos muestran que las 25 personas más ricas de Estados Unidos vieron aumentar su riqueza en un total combinado de 401 mil millones de dólares entre 2014 y 2018. Pero durante ese período, ellos pagaron solamente 13,6 mil millones de dólares en impuestos. Es decir, alrededor del 3,6% de ese aumento. Esto se debe a que solo se les aplicaba impuestos sobre el dinero que contaban como ingresos, que en la mayoría de los casos representaba solo un pequeño porcentaje del aumento de su patrimonio neto total durante ese período.

Por el contrario, cada hogar en Estados Unidos paga de media cerca del 14 por ciento de los ingresos anuales en impuestos cada año. Según la investigación de ProPublica, durante el mismo período de cinco años, la riqueza de la familia de clase media estadounidense aumentó en aproximadamente 65 mil dólares, en gran parte debido al aumento de los precios de las viviendas. Pero ese aumento en la riqueza estuvo casi equilibrado por los 62 mil dólares de las familias en pagos de impuestos durante esos años.

Monetización de ganancias no realizadas

Los datos de ProPublica ilustran cómo los muy ricos pueden minimizar los ingresos, incluso cuando continúan gastando generosamente.

En resumen, la estrategia consiste en pedir dinero prestado utilizando su riqueza como garantía. El fundador de Oracle, Larry Ellison, por ejemplo, tienen una línea de crédito de 10 mil millones garantizada por la misma cantidad de acciones que tiene de Oracle. Debido a que el dinero extraído de esa línea de crédito se considera un préstamo, no un ingreso, Ellison no paga impuestos sobre él.

En teoría, y probablemente en la práctica, dicen los expertos, Ellison y otros pueden simplemente continuar refinanciando su deuda a lo largo de su vida, absorbiendo los costos de interés de los préstamos pero nunca vendiendo los activos subyacentes.

Impactante, pero no tan impactante

El Servicio de Rentas Internas (IRS) será usado para obtener la información bancaria de los contribuyentes qe recibirán ayuda federal.
Fisco de EE.UU llama a 10.000 empleados a reincorporarse con sus propios guantes y mascarillas
El IRS, o agencia fiscal estadounidense aún no ha logrado obtener suficientes equipos de protección pero está pidiendo a los empleados regresar el lunes 4 de mayo.

La información descubierta por ProPublica fue impactante en la medida en que el Departamento del Tesoro mantiene muy de cerca los datos fiscales de las personas y prácticamente nunca se divulgan públicamente. Sin embargo, el grado en que los muy ricos pueden evitar pagar impuestos y los métodos que utilizan para hacerlo no sorprendieron particularmente a quienes estudian el código tributario.

“Los especialistas en impuestos pensaron que así funcionaba: que tienen grandes activos y piden prestado porque los incentivos para hacerlo son gigantes”, dijo Zachary D. Liscow, profesor asociado de la Facultad de Derecho de Yale. “Eso ya lo sabíamos. Es información pública cuando venden (sus acciones), y simplemente no han vendido tanto. Sin embargo, viven estos lujos estilos de vida, lo que sugiere que están pidiendo prestado”.

“Creo que es una gran llamada de atención”, dijo Steve Wamhoff, director de política fiscal federal del Instituto de Política Fiscal y Económica en Washington.

“Nos dice cosas que los expertos en impuestos ya saben desde hace mucho tiempo. Pero es la cantidad de detalles, los nombres específicos, lo que normalmente no vemos”, dijo Wamhoff. “A pesar de que sabemos que las personas realmente ricas tienen todo tipo de formas de evitar impuestos, al ver los nombres reales y las cifras reales lo hace ver más claramente y hace que la gente piense en el problema que supone y en lo que podemos hacer para solucionarlo”, agregó.

Razón para no vender

Hay razones muy obvias por las que los propietarios de grandes fortunas en papel prefieren no realizar sus ganancias vendiendo sus participaciones. La apreciación de las acciones estaría sujeta a impuestos, eliminando inmediatamente una cantidad sustancial de su riqueza.

Sin embargo, si una persona adinerada conserva acciones hasta la muerte, los herederos de la persona pueden heredar las tenencias a su valor actual, una práctica conocida como step-up-in-base, que básicamente borra cualquier obligación tributaria que podía representar para los fallecidos.

En este escenario, los herederos pueden vender algunas de las acciones con poca o ninguna ganancia en papel, usar las ganancias para pagar los préstamos pendientes de la herencia y los impuestos sobre la herencia que se adeuden, y comenzar todo el proceso de nuevo.

Implicaciones políticas

Los estadounidenses más ricos tienen 2,7 billones de dólares en ganancias de capital no realizadas, según Emmanuel Saez y Gabriel Zucman, economistas de la Universidad de California-Berkeley.

Sai hay 2,7 billones en ganancias de capital no realizadas que de alguna manera podrían estar sujetas al impuesto sobre la renta, particularmente a la tasa marginal del 39,6% que apoya la administración del presidente Joe Biden, eso se traduciría en más de un billón en ingresos para el gobierno federal.

“Esa es una gran parte del presupuesto federal”, dijo Liscow. “El alcance de lo que podría financiarse o los impuestos que podrían reducirse a las familias de clase media es gigantesco”, agregó.

Propuestas fiscales

Sin embargo, no está claro exactamente cómo obtener ese dinero. El tipo de impuesto sobre el patrimonio que muchos de la izquierda están interesados en implementar ha demostrado ser desesperadamente complicado de administrar en otras economías avanzadas, como Francia.

Otra opción, cobrar impuestos a los ricos sobre el dinero que reciben a través de préstamos contra sus propiedades, requeriría una revisión sustancial del código tributario.

Lo que más esperan los defensores es que las revelaciones de ProPublica agregarán impulso para acabar con la base mejorada que disfrutan los herederos ultrarricos. La administración de Biden ha propuesto tal movimiento junto a su solicitud de presupuesto.

“Entonces, al menos todo eso sería gravado, eventualmente, bajo la propuesta de Biden, que es lo mínimo que podemos hacer para acabar con esto”, señaló Wamhoff.

Nota pesimista

Sin embargo, Liscow dijo que tenía dudas sobre si a raíz de estas revelaciones se impulsarían otras reformas importantes en política fiscal.

En mayo, él y Edward G. Fox, profesor asistente de la Facultad de Derecho de la Universidad de Michigan, publicaron un borrador de un documento que documentaba una encuesta de aproximadamente cinco mil personas, realizada para evaluar el apoyo a la forma en que Estados Unidos grava los rendimientos de la inversión. Los resultados encontraron un amplio apoyo para un sistema que grava las ganancias solo después de que se realicen.

Incluso cuando se presenta un escenario que refleja el informe de ProPublica, en el que una persona adinerada toma prestado grandes ganancias no realizadas, la mayoría de los encuestados no apoyó la idea de cobrar un impuesto sobre los fondos prestados.

Si bien dijo que personalmente pensaba que los muy ricos deberían pagar más, Liscow dijo: “¿Tengo la esperanza de que esto mueva sustancialmente la aguja? No, no la tengo”.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.