El presidente Donald Trump llega para hablar en un mitin en Washington, 6 de enero de 2021.
El presidente Donald Trump a su llegada para hablar en un mitin en Washington, 6 de enero de 2021.

WASHINGTON DC - El próximo 9 de febrero, poco más de un mes después de que una violenta turba de partidarios de Donald Trump irrumpiera en el Capitolio de Estados Unidos en un intento por bloquear la victoria electoral del demócrata Joe Biden, los 100 miembros del Senado se reunirán en su cámara para comenzar el juicio político del expresidente, acusado de incitar los disturbios.

El ataque del 6 de enero, que dejó cinco personas muertas, entre ellos un agente de la Policía del Capitolio, y obligó a los legisladores reunidos para certificar la victoria de Biden a evacuar o esconderse en sus oficinas, llevó a la Cámara de Representantes a acusar a Trump por "incitación a la insurrección".

Eso convirtió a Trump, un desarrollador de bienes raíces de Nueva York, en el único presidente estadounidense en ser llevado a juicio dos veces.

El principal gestor de la Cámara, el representante demócrata Jamie Raskin de Maryland, pidió en una carta a Trump el jueves que testificara bajo juramento sobre sus acciones el 6 de enero. Los dos abogados principales de Trump, David Schoen y Bruce Castor, rechazaron rápidamente la solicitud, calificándola como "un truco de relaciones públicas".

El abogado Bruce Castor será uno de los abogados del expresidente Trump en su juicio político en el Senado.

Raskin, que encabezará un equipo de nueve gestores de la Cámara de Representantes durante el juicio, pidió el testimonio de Trump dos días después de que Schoen y Castor presentaran un escrito ante el Senado, discutiendo los cargos contra el ex presidente y cuestionando la legalidad de juzgar a un expresidente que ya no está en el cargo.

Aquí está una explicación sobre el juicio:

¿Cuál es la acusación contra Trump?

Trump se enfrenta a una sola acusación de "incitación a la insurrección" por su papel en el motín del 6 de enero. Los demócratas de la Cámara de Representantes dicen que la campaña de mentiras de Trump de meses para desacreditar los resultados de una elección que perdió llevó a sus seguidores a atacar el Capitolio con el fin de evitar que el Congreso certificara la victoria de Biden en el Colegio Electoral, el paso final en el proceso electoral.

Los demócratas sostienen que Trump instigó a sus partidarios a atacar el Capitolio con un emotivo discurso cerca de la Casa Blanca poco antes de que comenzara el motín y luego vio la televisión mientras se desarrollaba la insurrección, acusaciones que los abogados de Trump rechazan.

Al "incitar a la violencia" contra el gobierno de Estados Unidos, dicen, Trump cometió "crímenes y delitos menores", lo cual es un delito imputable bajo la Constitución de Estados Unidos.

¿Cuánto durará el juicio?

Aunque ninguno de los dos lados quiere que se prolongue, no está claro cuánto durará el juicio. Los demócratas están apuntando a un procedimiento relativamente corto, tal vez una o dos semanas, porque están ansiosos por volver su atención a confirmar a los candidatos de Biden y aprobar su agenda legislativa.

No se parecerá en nada al primer juicio político de Trump, que duró casi tres semanas, del 16 de enero al 5 de febrero de 2020. El senador demócrata Tom Carper de Delaware dijo a los periodistas el miércoles que el juicio "no es algo que debería tomar meses o semanas", sino días.

¿Quién es el "juez"?

El senador Patrick Leahy, D-Vt., habla en Capitol Hill en Washington, el 5 de agosto de 2020.

El senador Patrick Leahy de Vermont, el demócrata de más alto rango y presidente pro tempore del Senado, presidirá el juicio. Según la Constitución de Estados Unidos, cuando un presidente en funciones está siendo juzgado, el juez principal de la Corte Suprema de Estados Unidos está obligado a presidir el procedimiento. Pero como Trump ya no es presidente, el presidente del Senado pro tempore asumirá el papel en gran parte el proceso.

¿Quiénes son los gestores o fiscales?

Nueve miembros demócratas de la Cámara, seleccionados por la presidenta Nancy Pelosi para servir como "gestores de la Cámara", presentarán los cargos contra Trump. Todos son abogados y son parte de los aliados más cercanos de Pelosi en la Cámara. Raskin, el director principal de la Cámara que ayudó a crear el artículo de destitución, es un congresista progresista de tres mandatos que anteriormente se desempeñó como profesor de derecho constitucional durante más de 25 años.

¿Quiénes son los abogados defensores de Trump?

El equipo de defensa de Trump estará dirigido por Schoen y Castor, ambos abogados veteranos. Los letrados se unieron la semana pasada después de que el primer equipo de defensa de Trump renunciara en medio de un desacuerdo con el expresidente. Durante su primer juicio, Trump desplegó un equipo de defensa legal mucho más grande, alistando a los mejores abogados de la Casa Blanca y fuera de la Casa Blanca.

¿Quiénes son los "jurados"?

Los 100 miembros del Senado efectivamente servirán como jurados durante todo el juicio y luego votarán sobre si condenar o absolver a Trump. A los senadores no se les permitirá hacer preguntas directamente a ambas partes, sino que pueden enviar sus preguntas a Leahy para que las lea. Se requerirán 67 votos, una mayoría de dos tercios, para condenar al expresidente.

¿Habrá testigos?

No es probable. Trump ha rechazado una solicitud demócrata de testificar y los demócratas no han dicho si planean llamar a otros testigos. No hubo testigos durante las audiencias de desaprobación de la Cámara el mes pasado. Eso ha llevado a algunos republicanos a decir que no hay necesidad de ninguno durante el juicio por el Senado.

¿Qué sucede durante el juicio?

El juicio se pondrá en marcha con declaraciones de apertura de ambas partes que probablemente se presenten durante varios días, seguidas de un período de preguntas y respuestas. Suponiendo que el Senado adopte la práctica pasada, a cada parte se le dará el mismo tiempo para sus declaraciones iniciales. Durante el primer juicio de Trump en 2020, los gestores de la Cámara de Representantes y los abogados de Trump fueron asignados 24 horas cada uno.

Los republicanos de la Cámara de Representantes asisten a una sesión conjunta del Congreso para certificar los votos del Colegio Electoral de las elecciones presidenciales de 2020 en la cámara de la Cámara en Washington, el 6 de enero de 2021.
La sombra de Trump divide al Partido Republicano
Hay dos congresistas que están en apuros, una por repudiar a Trump y otra por comulgar con teorías conspirativas de extrema derecha, como las que el expresidente acostumbraba esgrimir.

Para vincular a Trump con el ataque del Capitolio, se espera que los demócratas ofrezcan una presentación cargada con videos de teléfonos celulares que muestran a Trump atizando a sus partidarios en un frenesí antes de que saquearon y vandalizaron el Capitolio y causaron cinco muertes, incluyendo la del oficial de policía del Capitolio Brian Sicknick. Un video, publicado en el sitio de medios sociales Parler, muestra a los seguidores de Trump reaccionando emocionalmente mientras Trump los insta a "luchar como el infierno".

El abogado de Trump Schoen dijo la semana pasada que "el país no necesita ver videos de disturbios y disturbios".

¿Probabilidades de una condena?

Muy remotas. Al menos 17 republicanos tendrían que unirse a los 50 demócratas para condenar a Trump en el único artículo. Pero 45 de los 50 republicanos del Senado votaron la semana pasada para desafiar la constitucionalidad del juicio. Aseguran que Trump será absuelto.

¿Qué pasa si Trump no es condenado?

Los demócratas podrían aprobar una resolución para "censurar" a Trump o invocar una sección de la 14ª Enmienda de la Constitución para tratar de que sea descalificado de ocupar el cargo en el futuro.