Demonstrators arrive in front of the US Supreme Court during the "Home Is Here" March for Deferred Action for Childhood…
Manifestantes llegan frente a la Corte Suprema de EE.UU. durante la marcha 'Home Is Here', en defensa de los programas DACA y TPS, el 10 de noviembre de 2019 en Washington D.C.

Retomar los esfuerzos para lograr una amplia reforma inmigratoria en Estados Unidos es una de las promesas de campaña que, según dijo el presidente electo Joe Biden, forman parte de su agenda para los primeros 100 días de su administración. Así lo confirmó el presidente del Comité Nacional Demócrata, Tom Pérez, en conversación con la Voz de América.

Pérez afirmó que “ellos van, en el primer día, a mandar al Senado y la Cámara de Representantes”, propuestas que involucren una reforma migratoria completa y “exhaustiva”. Además, harán énfasis en “proteger" a los llamados soñadores, que son aquellos jóvenes que entraron al país de manera irregular siendo niños.  

Biden afirmó durante una entrevista exclusiva con la cadena NBC que el proyecto de ley buscará darle un camino a la ciudadanía a unos 11 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos.

Entre ese grupo se encuentran miles de venezolanos, es por ello por lo que Leopoldo Martínez, abogado venezolano y miembro del Comité Nacional Demócrata, explicó a la Voz de América qué medidas ejecutivas adicionales implementará el mandatario electo.

“Hay 200.000 venezolanos en Estados Unidos, que se encuentran en una situación migratoria vulnerable, hay más de 3.000 en proceso de deportación, hay más de 600 detenidos, y Biden ha dicho desde el primer día, 'al mismo tiempo que voy a luchar con la comunidad internacional por recuperar la democracia venezolana y atender la crisis humanitaria que hay en Venezuela, voy a darle protección migratoria temporal a los venezolanos', el TPS”, apuntó.

Litigante en demanda judicial sobre DACA busca reforma migratoria para los 11 millones de indocumentados en EE.UU.
Cientos de miles de “soñadores” celebran el fallo de la Corte Suprema que mantiene en vigencia DACA. Pero para una de las demandantes en el caso que llegó al máximo tribunal del país, el triunfo inesperado es solo el primer paso hacia una reforma permanente.

Informa Verónica Villafañe, Voz de América, Los Ángeles.

Martínez también agregó que durante los primeros 100 días de la administración Biden “todas las deportaciones que están pendientes van a ser suspendidas para poder revisar la situación de los casos.  Para los que están tramitando asilo, solicitando una reunión familiar, darle un trato acorde a la situación humanitaria que merece el migrante”. 

El futuro de estas medidas legislativas depende de la mayoría que se cristalice en el Senado, que a la fecha está empatado. Tanto demócratas como republicanos tienen 48 puestos asegurados, de ahí la importancia que tienen, para ambos partidos, las elecciones a la Cámara Alta que se celebrarán en el estado de Georgia en enero, en las que estarán en juego los dos últimos escaños que faltan por decidir.

A la espera

Los programas Estatus de Protección Temporal (TPS) y Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) están actualmente en apelación en las cortes judiciales, debido a demandas presentadas por organizaciones que defienden los derechos de los migrantes y humanos.

Solo el TPS tiene más de 300.000 beneficiarios y el DACA protege a unos 700.000 dreamers, estos últimos se encuentran en vilo desde el 2017 -el primer año del gobierno del presidente Donald Trump- si bien hasta la fecha han logrado evitar la cancelación del programa gracias a una decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos.

[Reporte de Celia Mendoza]