A migrant is escorted by an agent from Mexico's National Migration Institute (INM) after being deported from the United States, in Ciudad Juarez
Un migrante es escoltado por un agente del Instituto Nacional de Migración (INM) de México, luego de ser deportado de Estados Unidos, en Ciudad Juárez.

WASHINGTON DC - El gobierno de EE.UU. anunciará “en las próxima semanas” cómo se procesarán los casos de las personas que esperan en México a que se resuelva su solicitud de asilo y baraja dar prioridad a los más vulnerables y a quienes llevan más tiempo esperando, informaron fuentes oficiales.

La asistente especial del presidente para temas de la frontera, Roberta Jacobson, dijo en una llamada con reporteros, que la administración está “creando un nuevo sistema” que permita procesar las solicitudes de manera más rápida y pidió “paciencia” a quienes esperan en la frontera.

“Biden está comprometido con un procedimiento de frontera justa, ordenada y humana, pero va a tomar tiempo para ocurrir”, explicó la coordinadora de la frontera sur.

Como una de las primeras medidas bajo el nuevo gobierno, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) suspendió la inscripción de personas al programa conocido como Protocolo de Protección para Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés), que desde 2019 ha obligado a más de 65.000 solicitantes de asilo a esperar en México a sus citas en las cortes inmigratorias.

Jacobson resaltó que el Departamento de Seguridad Interna, DHS por sus siglas en inglés, ya no está inscribiendo a más personas en el programa y que el gobierno está “revisando” cómo procesar los casos de las personas que están escritas.

“[Estamos revisando] cómo podemos priorizar a las personas que quizás fueron inscritas hace meses, años, y más que nada, las personas más vulnerables”, agregó la funcionaria.

Senate Committee on Foreign Relations Ranking Member Bob Menendez (D-NJ) speaks during a Senate Foreign Relations Committee…
¿Qué debes saber del proyecto sobre inmigración de Biden?
El presidente Joe Biden propone un plan para legalizar a unos once millones de inmigrantes indocumentados que viven en Estados Unidos.

La próxima semana, el presidente Joe Biden planea firmar un decreto con el objetivo de “modernizar” el sistema inmigratorio, adelantó la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, el viernes, pero no dio detalles de qué medidas concretas incluiría el documento.

Jacobson expuso que entre los objetivos del gobierno respecto a la inmigración están atacar “las causas fundamentales” que hacen que las personas abandonen sus países de origen, expandir “el acceso a la protección internacional”, aumentar el número de refugiados que el país acepta cada año y “repensar el sistema de asilo para asegurar que sea más rápido y justo”.

Al ser preguntada sobre si el gobierno mantendrá los acuerdos de cooperación de asilo con Guatemala, Honduras y El Salvador, Jacobson no dio detalles, pero dijo que “no hay planes actualmente” para deportar a personas —migrantes y solicitantes de asilo— a esos países, como sí hizo el gobierno del expresidente Donald Trump.

Se espera que el mandatario estadounidense firme una serie de decretos para terminar con estos acuerdos. El presidente también se comprometió a impulsar una reforma inmigratoria ante el Congreso que incluya una solución legal a los 11 millones de personas indocumentadas que viven en EE.UU.

 

Voa te explica