This photo provided by the US Customs and Border Protection shows a hole cut into Southern California's border fence with…
La imagen muestra un tramo del muro fronterizo por la parte sur de California, Estados Unidos, el pasado 3 de marzo.

MIAMI, EE. UU. - El gran número de inmigrantes que cruza por la frontera sur de Estados Unidos sigue aumentando considerablemente. Políticos y expertos en el tema migratorio coinciden en que urge la necesidad de adoptar medidas concretas para hallar una solución.

“Tenemos que ver este problema migratorio, no como un problema, pero como una oportunidad para trabajar globalmente con otros países para dar soluciones a personas que quieren venir acá, trabajar y contribuir a nuestro país”, dijo el lunes a la Voz de América Debbie Mucarsel-Powell, excongresista demócrata por Florida.

 Hasta que no se descriminalice al inmigrante en este país, no va a cambiar la situación"

Eduardo Fabian Arias, sacerdote

Uno de los temas de mayor debate la semana pasada fue el de los menores no acompañados, que estando bajo custodia estadounidense han dado positivo por COVID-19. Más de 3.700 inmigrantes menores de 18 años bajo la custodia del Departamento de Salud (HHS, por sus siglas en inglés) han sido diagnosticados con COVID-19 desde marzo de 2020. De ese total, 3.187 se han recuperado, detalló la institución.

Para el sacerdote Eduardo Fabian Arias, un activista por los derechos de los inmigrantes, se trata de buscar un nuevo enfoque.

“Hasta que no se descriminalice al inmigrante en este país, no va a cambiar la situación", explicó Arias a la VOA desde Nueva York. "Aquí hay una política criminal, en contra y que atenta directamente, contra el inmigrante y mucho más contra el inmigrante que está en situaciones vulnerables, como es precisamente la ilegalidad o la indocumentación”. 

Asylum-seeking migrants from Central America, who were airlifted from Brownsville to El Paso, Texas, and deported from the U.S., in Ciudad Juarez
EE. UU. y México tienen “una responsabilidad compartida” ante la inmigración irregular
El gobierno de EE. UU. informó que mantiene conversaciones diarias con la parte mexicana para enfrentar la inmigración irregular que ha crecido considerablemente en los dos últimos meses de 2020.

El número de inmigrantes que buscan entrar a territorio estadounidense pudiera seguir aumentando en las próximas semanas, vaticina un experto.

“A pesar de que la trayectoria de sur al norte es más difícil pasando por Colombia, Panamá, esa infraestructura está siendo desarrollada y donde hay tanta demanda va a haber oferta”,  asegura Joseph Humire, experto de seguridad nacional.   

Buscar una solución

La semana pasada dos delegaciones de legisladores republicanos y demócratas, del Senado y la Cámara de Representantes viajaron a la frontera sur, a fin de asesorarse desde el terreno sobre lo que está ocurriendo con el cruce de inmigrantes.

“Creo que todos estaríamos de acuerdo en que las imágenes que hemos visto en las instalaciones de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, como han sido a menudo ahora y en el pasado, son horrendas y que nadie debería permanecer en esas condiciones”, dijo el congresista demócrata Joaquín Castro.

Las instalaciones de procesamiento temporal de inmigrantes en Donna, Texas, procesan a familias y menores no acompañados.
Administración Biden divulga imágenes de centros de detención en aras de la "transparencia"
El Gobierno de EE. UU. no quiere tildar la situación de "crisis", pero ha admitido que la creciente llegada de menores no acompañados a la frontera sur del país supone un "reto" debido al legado del expresidente Donald Trump.

En tanto el senador republicano, Ted Cruz, por contra, atacó directamente a la Administración del presidente Joe Biden.

“Todos nosotros hoy fuimos testigos de las jaulas de Biden”, dijo Cruz en alusión a las instalaciones dispuestas por el Gobierno para albergar a menores no acompañados que llegan al país.

Una solución llegaría de manos de un consenso bipartidista, apunta el experto en tema fronterizo, Cristóbal Ramón: “Verdaderamente, cuando se trata de una respuesta para solucionar lo que está pasando, no veo que los dos partidos están teniendo una discusión, una negociación, para tener políticas que puedan tratar lo que está pasando en la frontera, ahora mismo y también en el futuro”. 

* Con información de Celia Mendoza, desde Nueva York, y Arnaldo Rojas, desde Houston.