Un hombre, con una máscara protectora, pasa frente a un restaurante cerrado en París en medio de la pandemia de coronavirus en Francia, 29 de abril de 2021.
Un hombre, con mascarilla, pasa frente a un restaurante cerrado en París en medio de la pandemia de coronavirus en Francia, el 29 de abril de 2021.

El director regional de Europa de la Organización Mundial de la Salud, Hans Kluge, informó el jueves que el número de nuevas infecciones por COVID-19 en la región se redujo significativamente en la última semana por primera vez en dos meses. 

Hablando desde la sede regional de la OMS en Copenhague, Kluge dijo que las hospitalizaciones y muertes también disminuyeron la semana pasada. También dijo que hasta el jueves, el 7% de los europeos han sido totalmente vacunados, más que el 5,5% de la población que ha contraído el COVID-19. 

Kluge matizó que, si bien son buenas noticias, el virus sigue siendo una amenaza, ya que las tasas de infección siguen siendo altas en varias áreas. Dijo que las medidas sociales y de salud pública individuales y colectivas siguen siendo factores dominantes en la configuración del curso de la pandemia. 

Pero también señaló que en aquellas áreas donde grupos de alto riesgo como trabajadores de la salud fueron priorizados con la vacunación, los ingresos a hospitales y las tasas de mortalidad están cayendo. 

FILE PHOTO: Director of the Pan American Health Organization Etienne, makes declarations to the media during a meeting of Public Health ministers of the Mercosur trade block to discuss policies to deal with the Zika virus, in Montevideo
OPS insta a naciones desarrolladas a donar vacunas
Intro: La OPS insta a países desarrollados a donar más vacunas a Latinoamérica. Leonardo Bonett amplía la información.

Kluge dijo que en el contexto de la pandemia, es una combinación de vacunas y fuertes medidas de salud pública que ofrecen el camino más claro para volver a la normalidad. Tras señalar que es la Semana Europea de la Inmunización, el director regional de la OMS dijo que quería enviar un mensaje más allá del COVID-19 y presionó el valor de las vacunas en general. 

Dijo que antes de la pandemia, las vacunas habían protegido al mundo contra enfermedades potencialmente mortales durante más de 200 años. Si bien las vacunas acercan al mundo a poner fin a la pandemia, dijo que también podrían acabar con el sarampión, el cáncer de cuello uterino y otras enfermedades prevenibles con vacunas. 

Dijo que debido a que el COVID-19 interrumpió los programas de vacunación de rutina en todo el mundo, el resultado puede ser otros brotes de enfermedades infecciosas graves en el futuro. Instó a los sistemas de salud pública a mantener la atención primaria de salud de rutina sin dejar de controlar la pandemia. 

"Una vez más, las vacunas están a punto de cambiar el curso de la historia, pero sólo si actuamos de manera responsable y nos vacunamos cuando se nos ofrece la oportunidad de hacerlo", señaló Kluge. 

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.