Un trabajador se dirige a la planta empacadora de carne de JBS el lunes 12 de octubre de 2020 en Greeley, Colorado
Un trabajador se dirige a la planta empacadora de carne de JBS el lunes 12 de octubre de 2020 en Greeley, Colorado, EE. UU.

JBS Foods, el proveedor de carne más grande del mundo, se ha visto obligada el lunes a cerrar operaciones en Australia y América del Norte, ya que la compañía ha sido blanco de un ciberataque durante el fin de semana, según funcionarios de su sede en Brasil. Las autoridades dijeron que están trabajando para resolver el golpe. 

Una subsidiaria en EE. UU., JBS USA, emitió un comunicado después del ataque señalando que se están tomando "medidas inmediatas, suspendiendo todos los sistemas afectados, notificando a las autoridades y activando la red global de la empresa de profesionales de TI [tecnología de la información] y expertos externos", para abordar el problema, informó la agencia Reuters

Brandon Wales, Acting Director Cybersecurity and Information Security Agency at U.S. Department of Homeland Security speaks…
Ciberataques a EE. UU. son “más sofisticados, frecuentes y agresivos”, alerta funcionario
El hackeo de SolarWinds, que comprometió a varias agencias federales, debió haber sido una "llamada de emergencia" sobre el interés de adversarios en "atacar cadenas de producción", dijo un funcionario de alto rango del Departamento de Seguridad Nacional.

Algunas transacciones con clientes y proveedores podrían retrasarse debido al ciberataque, agrega el comunicado de la compañía.  

Hasta el momento, no hay evidencia de que los datos personales de clientes y proveedores o empleados se hayan visto comprometidos, según el comunicado. El sistema de TI de respaldo de la empresa no se vio afectado por lo que, según la empresa, fue un "ataque organizado de ciberseguridad". 

La empacadora de carne más grande del mundo tiene operaciones en Canadá, Gran Bretaña, Europa, Nueva Zelanda y México.