En esta foto del 2017, una persona usa un celular inteligente en Chicago.
En esta foto del 2017, una persona usa un celular inteligente en Chicago.

¿Dedicarías casi una década de tu vida a estar viendo tu teléfono celular?

Calculado al uso de hoy, la persona promedio pasa un poco más de 76.500 horas, u 8,74 años, en un teléfono inteligente durante su vida, según un reciente estudio de WhistleOut, un sitio en internet dedicado a comparar distintos aparatos de telefonía.

No es sorprendente que la generación del milenio (millennials), -personas nacidas entre 1981 y 1996-, pasan la mayor cantidad de tiempo en sus teléfonos con un promedio de 3,7 horas por día. Al restarle el tiempo promedio que una persona adulta pasa durmiendo (unas nueve horas) ésto representa casi una cuarta parte de su tiempo despierto frente a un teléfono.

La Generación X, -nacidos entre 1965 y 1980-, quedan en segundo lugar con un promedio de tres horas diarias, lo cual representa un 16,5 por ciento de su tiempo despierto. Los Boomers, -nacidos entre 1946 y 1965-, pasan la menor cantidad de tiempo en sus teléfonos, con un promedio de 2,5 horas, un 9,9 por ciento de su tiempo despierto.

Sin embargo, la nueva generación, la Generación Z, nacidos después de 1996, parecen dominar a sus precursores en el uso de celulares: 95 por ciento de los adolescentes entre 13 y 17 años reportaron tener un teléfono inteligente o tener acceso a uno, y el 45 por ciento reportó que están en línea constantemente, según un estudio de Pew Research realizado en el 2018.

En un hilo de Twitter de un popular influencer de YouTube, Mr Beast, sus seguidores compartieron sus reportes de uso del celular, incluyendo cuántas horas pasan en sus teléfonos y qué aplicaciones usan más. Algunos reportaron uso del teléfono de más de 10 horas.

La mayoría de los adolescentes entre 13 y 17 años dijeron que usan sus celulares para pasar el tiempo, pero una gran parte de ellos también dicen que lo usan para conectarse con otros (84%) o aprender nuevas cosas (83%), según el estudio de Pew Research.

Los celulares, una comodidad indispensable para los adultos, un potencial peligro para los niños
Hoy por hoy, casi todos tenemos un celular inteligente, hasta los niños. Pero cuán joven es demasiado joven... Según un psiquiatra pediátrico, hay que determinar si entienden las reglas.

Este uso de teléfonos inteligentes ha desatado preocupación entre los mismos adolescentes, con un 54% de los adolescentes que dicen que pasan mucho tiempo en sus celulares. El 52% también reportó estar tomando pasos para reducir su uso de los teléfonos móviles.

Un estudio de JAMA Network encontró que solo el 5% de 59.397 estudiantes de secundaria encuestados saben balancear su tiempo entre el sueño, hacer actividades físicas y limitar su tiempo en el teléfono.

Demasiado tiempo en un teléfono ha sido vinculado a un número de riesgos físicos y de salud mental.

En un estudio de 3,826 adolescentes, los investigadores encontraron una asociación entre las redes sociales y el uso de la televisión con síntomas de depresión, según la revista pediátrica de la Asociación Médica Estadounidense, JAMA Pediatrics.

Prolongados tiempos frentes a teléfonos o televisores también ha sido vinculado con un mayor riesgo de obesidad y diabetes.