Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

EE.UU. entra en sus dos semanas más críticas de la pandemia


((SOT Donald Trump, presidente de EE.UU.))

“Veamos qué pasa. No tenemos nada que perder. Ya conocen la expresión: “¿qué demonios tenemos que perder?”

Este era Donald Trump, hace poco más de dos semanas, presionando a la Administración para que se saltara los ensayos clínicos en laboratorio de un fármaco usado contra la malaria y comenzara a probar en pacientes graves de COVID-19. Y todo, pese a las advertencias de las autoridades de salud sobre el efecto de este medicamento en el tratamiento de la nueva enfermedad.

((SOT Dr. Anthony Fauci, equipo de gestión de la pandemia en EE.UU.))

“Las evidencias son anecdóticas”.

Y es que entre los efectos de la hidroxicloroquina se encuentra la arritmia súbita mortal. El Colegio estadounidense de cardiología publicó, hace una semana, este estudio que alerta sobre la letalidad del fármaco.

Pese a todo, Trump consiguió que la agencia pertinente emitiera una aprobación de emergencia del fármaco para probarlo en pacientes de COVID-19. Según la Administración, unos 1.100 enfermos están siendo tratados con él, en Nueva York

El domingo, el presidente intervino antes de que el Dr. Fauci respondiera a la pregunta de si coincide con la opinión de Trump sobre el uso de la hidroxicloroquina.

((ADLIB))

“Ya ha respondido a esto una quincena de veces”, sostuvo el mandatario. Y Fauci nunca respondió.

((SOT Donald Trump, presidente de EE.UU.))

“Es un fármaco potente contra la malaria. Y hay muestras de que funciona muy bien en esto, muestras muy contundentes”.

Mientras, sus expertos médicos se muestran cautelosos en los programas de televisión en los que intervienen… sin la presencia del presidente.

Bricio Segovia, Voz de América, Washington.

XS
SM
MD
LG