Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Dueños de gimnasios y lugares de entrenamiento de artes marciales con cuantiosas pérdidas económicas por COVID


((TEXTO))
Para Andrés Terán, instructor de karate y propietario de una academia, la emergencia sanitaria por el coronavirus le tiene en una situación crítica. Más de 100 días después desde que se iniciara en Ecuador, se ve impedido de reabrir, debido al peligro que representa para quienes entrenan, por tratarse de una actividad física de contacto.

En la actualidad, se apoya en la tecnología para seguir enseñando desde casa y así evitar la pérdida de más alumnos.

((Andrés Terán, Instructor de karate en Quito 00:00 – 00:00))
((“Nunca en la vida me imaginé que una pandemia nos iba a cambiar de esta forma la vida. En este tiempo he tenido que, verdaderamente, emprender en otras situaciones. Hoy por hoy estoy con un emprendimiento de la venta de mariscos”)).

((TEXTO))
Esta situación es similar entre otros colegas en América Latina. Martín Murillo también posee un cinturón negro y enseña este milenario arte marcial en Lima. Desde allí explicó a La Voz de América que, a pesar de la tecnología, nunca es lo mismo enseñar karate a distancia.

((Martín Murillo, Instructor de karate en Lima 00:00 – 00:00))
02:52 ((“Incluso, la pedagogía de enseñanza tuvo que cambiarse porque es diferente una clase presencial a una clase virtual”)).

((TEXTO))
Quienes poseen un gimnasio se encuentran llenos de deudas, relata Freddy Ponce en Quito. Explica que en su caso–en promedio- ingresaban unos 4000 dólares mensuales a su negocio y que ahora las clases en línea no le dejan casi nada.

((Freddy Ponce, Pdte. Asociación de Fisiculturismo de Pichincha 00:00– 00:00))
00:49 ((“Muchos gimnasios ya han quebrado, han cerrado sus puertas, ya que no han podido aguantar con lo que es valores de pago de arriendo, de nómina”)).

((TEXTO))
Solo en Quito, se calcula que existen unos 800 gimnasios y academias de artes marciales, que generaban –hasta antes de la pandemia, unos 20 mil puestos de trabajo directos y otros 5 mil indirectos, según el presidente de la Federación Ecuatoriana de Fisicoculturismo, Juan Fernando Paredes. En esta ciudad, las autoridades han dicho que solo se permitirá su apertura cuando se pase del semáforo amarillo a verde, en el sistema de alerta.

((NÉSTOR AGUILERA, VOZ DE AMÉRICA, QUITO)).
XS
SM
MD
LG