Enlaces para accesibilidad

Agencia de salud de EEUU reconoce errores en respuesta al COVID-19


ARCHIVO - Un letrero de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en la entrada de sus oficinas en Atlanta el martes 19 de abril de 2022.

El descontento público con los CDC creció dramáticamente durante la pandemia de COVID-19.

La directora de la principal agencia de salud pública de Estados Unidos anunció el miércoles una reorganización de la organización, diciendo que no respondió adecuadamente al COVID-19 y que necesita volverse más ágil.

Los cambios planeados en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) se producen en medio de críticas a la respuesta de la agencia al COVID-19, la viruela del mono y otras amenazas para la salud pública. Los cambios incluyen movimientos de personal interno y pasos para acelerar la publicación de datos.

La directora de los CDC, la Dra. Rochelle Walensky, informó al personal de la agencia sobre los cambios el miércoles. Es una iniciativa de los CDC y no fue dirigida por la Casa Blanca u otros funcionarios de la administración, dijo.

“Siento que es mi responsabilidad llevar a esta agencia a un lugar mejor después de tres años realmente desafiantes”, dijo Walensky a The Associated Press.

La Dra. Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU., habla durante una entrevista con The Associated Press en Atlanta, el 8 de diciembre de 2021.
La Dra. Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU., habla durante una entrevista con The Associated Press en Atlanta, el 8 de diciembre de 2021.

La agencia con sede en Atlanta, con un presupuesto de 12.000 millones de dólares y más de 11.000 empleados, está encargada de proteger a los estadounidenses de los brotes de enfermedades y otras amenazas para la salud pública. Es habitual que cada director de los CDC realice una reorganización, pero la acción de Walensky se produce en medio de una demanda más amplia de cambio.

La agencia ha sido criticada durante mucho tiempo por ser demasiado lenta, centrándose en la recopilación y el análisis de datos, pero sin actuar rápidamente contra las nuevas amenazas para la salud.

El descontento público con la agencia creció dramáticamente durante la pandemia de COVID-19. Los expertos dijeron que los CDC tardaron en reconocer la cantidad de virus que ingresaba a EEUU desde Europa, recomendar que las personas usen máscaras, decir que el virus puede propagarse por el aire y aumentar las pruebas sistemáticas para detectar nuevas variantes.

“Durante el COVID, vimos que las estructuras de los CDC, francamente, no estaban diseñadas para recibir información, digerirla y difundirla al público a la velocidad necesaria”, dijo Jason Schwartz, investigador de políticas de salud en la Escuela de Salud Pública de Yale.

Walensky, quien se convirtió en directora en enero de 2021, ha dicho durante mucho tiempo que la agencia tiene que moverse más rápido y comunicarse mejor, pero los tropiezos continuaron durante su mandato. En abril, pidió una revisión profunda de la agencia, lo que resultó en los cambios anunciados.

“No se me escapa que nos quedamos cortos en muchos aspectos” en respuesta al coronavirus, dijo Walensky. “Tuvimos algunos errores bastante públicos, y gran parte de este esfuerzo fue para sostener el espejo... para entender dónde y cómo podíamos hacerlo mejor”.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG