Enlaces para accesibilidad

Argentina estrecha medidas en barrio pobre ante contagios


Trabajadores sanitarios entrevistan a un residente fuera de su casa en el barrio de Villa Azul, aislado en cuarentena después de que más de 50 residentes dieron positivo del nuevo coronavirus en las afueras de Buenos Aires, Argentina.

El gobierno argentino aisló el lunes una barriada popular en las afueras de Buenos Aires, al tiempo que intensificaba acciones para detectar a personas con el nuevo coronavirus ante un fuerte incremento de los contagios los últimos días, principalmente en zonas de la capital del país.

Los operativos se enfocaron en el barrio de Villa Azul, que se extiende entre en los municipios bonaerenses de Quilmes y Avellaneda, y que fue completamente aislado con vallas. Allí, según las autoridades, se han detectado hasta ahora más de 50 personas con síntomas del virus, mientras que otra cifra similar está en estudio, lo que convirtió a la humilde barriada en el primer foco de contagios en el cinturón urbano de Buenos Aires.

Argentina: Amplían medidas por el COVID-19
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:34 0:00

Personas que residen en Villa Azul se mostraron de acuerdo con la medida de aislamiento luego de denunciar que vecinos del lugar se juntaban durante la cuarentena a jugar durante horas al fútbol en una pequeña cancha del barrio.

Un comité de emergencia integrado por autoridades sanitarias y de seguridad realizaba un control total de entradas y salidas y dos centros logísticos se encargan de la distribución de alimentos y artículos de higiene.

El ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés Larroque, señaló a la prensa que “se cerró toda la circulación y se armó un dispositivo para que les llegue todo lo que necesite; vamos a repartir la comida en las casas”.

Funcionarios de salud caminan por el campo de fútbol en el barrio de Villa Azul, aislado para la cuarentena después de que más de 50 residentes dieron positivo para el nuevo coronavirus en las afueras de Buenos Aires, Argentina.
Funcionarios de salud caminan por el campo de fútbol en el barrio de Villa Azul, aislado para la cuarentena después de que más de 50 residentes dieron positivo para el nuevo coronavirus en las afueras de Buenos Aires, Argentina.

Argentina registra 11.620 contagios y 456 fallecidos. Un total de 5.500 casos se detectaron en la ciudad de Buenos Aires y 4.060 en la provincia homónima, donde los municipios populosos de las cercanías de la capital son los más afectados.

A su vez, la ciudad de Buenos Aires se prepara para volver desde el martes a una cuarentena más restrictiva después de que las autoridades decidieron cerrar comercios a los que se les había permitido abrir sus puertas días atrás, aunque se mantiene el permiso de circulación para trabajadores de actividades esenciales y se limitará el transporte público para contener los casos que se han quintuplicado en las últimas dos semanas.

Este lunes por la tarde, decenas de argentinos se congregaron en la Plaza de Mayo de Buenos Aires, donde se encuentra la sede del gobierno, en reclamo del levantamiento de la cuarentena vigente desde el 20 de marzo, una de las más estrictas de la región. Aprovechando la celebración de un nuevo aniversario de la revolución del 25 de mayo que en 1810 inició el proceso de independencia de Argentina respecto a España, los congregados que se saltaron las medidas de aislamiento gritaron “queremos ser libres” y “queremos trabajar”. Varios de ellos portaban carteles que rezaban “violación de derechos” y cantaron el himno nacional.

XS
SM
MD
LG