Enlaces para accesibilidad

Bolivia valora combinar vacunas contra COVID-19 por demora de dosis rusa


Una persona recibe una vacuna rusa Sputnik V contra el COVID-19 en El Alto, Bolivia, el 25 de julio de 2021.

El Gobierno de Bolivia busca formas de avanzar en la vacunación ante la demora de los envíos de las segundas dosis de la vacuna rusa Sputnik V.

Como muchos países de América Latina, Bolivia está sufriendo una escasez de vacunas contra el COVID-19, pero atraviesa una situación singular al no haber recibido envíos de las segundas dosis de la vacuna rusa Sputnik V y el gobierno anunció que no tiene una fecha de llegada.

Esto ha creado preocupación, desconfianza y molestia entre la población, especialmente para adultos mayores que ya habían recibido la primera dosis.

A pesar de esta situación, muchos bolivianos en todo el país acuden a algunos puntos de vacunación para tratar de recibir información y protestar por la incertidumbre generada.

“¿Cómo nos van a hacer retornar dos veces? El 19 de mayo ya tenía que vacunarme con la segunda”, dijo un ama de casa que prefirió no ser identificada.

También María Elena Soria, una joven profesional, habló con la Voz de América sobre la preocupación de su familia, que aguarda la vacuna rusa para asegurar su inmunidad completa contra el COVID-19.

“En mi familia somos cuatro: yo, mi esposo, mi hermana y mi cuñada, y particularmente sí, me siento preocupada por este tema, pero tengo fe, de verdad tengo la esperanza de que las vacunas van a llegar”.

En medio de este panorama el gobierno boliviano aseguró que se están considerando alternativas, como utilizar una segunda dosis de vacuna de otro laboratorio distinto al ruso, una nueva vacunación o incluso dejar a los receptores de la primera dosis con esa sola porque, según dicen las autoridades, su efectividad es del 80%, aunque anteriormente descartó esa posibilidad.

El miércoles, la viceministra de Salud, Alejandra Hidalgo, dijo que están a la "espera de los resultados" de nuevos estudios, con el fin de "analizar y asumir una posición sobre una combinación de vacunas", informó la prensa local.

El epidemiólogo Rodrigo Arce Cardozo habló de los factores que se deben considerar para una posible combinación de vacunas.

“De que es posible es posible. De que hay que tomar en cuenta algunas consideraciones clínicas. sobre cómo debe ser aplicado, eso también es cierto, Esperemos que las vacunas lleguen, pero si no llegaran, hacer algunas combinaciones de vacunas no solo pueden ser adecuadas, sino también incluso más positivas”.

Además de la vacuna Sputnik V, Bolivia ha utilizado dosis de AstraZeneca, Pfizer/BioNTech, Johnson & Johnson y la china Sinopharm.

Algunos estudios internacionales han arrojado que la combinación de dos vacunas diferentes contra el COVID-19 puede resultar más efectivo que las dos dosis de una misma.

Desde el inició de la pandemia y hasta la fecha Bolivia registra 470.929 casos de COVID-19, según datos de la Universidad John Hopkins. El país ha administrado 4.260.287 dosis y 796.000 personas están completamente vacunadas, lo que representa solamente el 6,92% de la población.

Mientras tanto, crece la preocupación por las variantes que se están propagando en casi todas las regiones, como la altamente transmisible variante delta.

[Reporte para VOA Radio de Fabiola Chambi desde Cochabamba, Bolivia. Versión de Waldo Serrano]

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

XS
SM
MD
LG