Enlaces para accesibilidad

Colombia: comerciantes critican extensión de cierre de fronteras por COVID-19


Por los pasos fronterizos de Colombia solo pueden ingresar colombianos a su retorno al país. [Foto: Cortesía Migración Colombia].

Comerciantes en quiebra denuncian que la medida solo beneficia a los contrabandistas y no detiene el COVID-19.Las autoridades sostienen que la medida es clave para frenar la pandemia.

Cuando miles de comerciantes colombianos esperaban que al inicio de diciembre se restableciera el tránsito fronterizo con Venezuela, Ecuador, Perú, Brasil y Panamá, suspendido desde el pasado 25 de marzo como medida para detener la expansión de la pandemia de COVID-19, el gobierno colombiano prorrogó el cierre hasta el próximo 16 de enero.

La decisión cortó de un tajo la esperanza de los comerciantes que esperaban con ansias la reapertura para reactivar la maltrecha economía, a patir del comercio binacional en la temporada navideña.

Juan Francisco Espinosa, director de Migración Colombia, indicó que dado que la pandemia continúa presente, la reapertura fronteriza pone en serio riesgo el esquema de salud.

“Esta pandemia sigue presente, diciembre representa un desafío enorme para el país, es natural que las diferentes familias quieran estar juntas, pero eso también representa un riesgo de contagio y un riesgo de incremento de las fatalidades alrededor de la pandemia”, sostuvo el funcionario.

Espinosa señaló que la salud es la variable más importante, por lo que se debe tener en cuenta la situación de la pandemia en los departamentos fronterizos, así como en los países vecinos.

No obstante, para las organizaciones de comerciantes en las zonas de frontera, la prórroga del cierre significa la quiebra total del sector, y un incentivo al contrabando, que no conoce de protocolos de bioseguridad.

“Lo que se está haciendo ahorita es reactivando el contrabando, la economía informal, y nuestros comerciantes, que tienen su empresa, están cayendo en quiebra por esto”, aseguró Yeimi Termal, presidenta de la Cámara de Comercio de Ipiales, municipio fronterizo con Ecuador.

La dirigente gremial indicó que el control de la pandemia es más efectivo con una frontera abierta, donde se puedan implementar los protocolos.

“Era muchísimo mejor abrir una frontera donde pueda existir un control, un tamizaje a las personas que ingresan, se pueda controlar la mercancía, porque si usted viene a Ipiales, se va a dar cuenta que por los pasos ilegales esta pasando muchísima mercancía, muchísimas personas y además sin tener en cuenta en qué condiciones están ingresando aquí al país”, afirmó.

Muchas personas en Colombia pasan al país por las denominadas "trochas". Foto: Cortesía Migración Colombia.
Muchas personas en Colombia pasan al país por las denominadas "trochas". Foto: Cortesía Migración Colombia.

Según Termal el cierre de fronteras tiene mayores repercusiones negativas para los comerciantes colombianos, porque, específicamente, en el caso de Ecuador, un país con economía dolarizada, son más los ciudadanos de ese país los que vienen a hacer compras a Colombia o en calidad de turistas, que los nacionales que van a adquirir mercancía en territorio ecuatoriano.

Aunque en otras circunstancias, una situación similar se vivía en la frontera con Venezuela, donde cientos de venezolanos cruzaban a diario el paso fronterizo para a abastecerse en Colombia, dada la escasez de productos de primera necesidad en su país. Sin embargo, ante el cierre de la frontera, ahora deben recurrir a los pasos ilegales o “trochas” poniendo en riesgo incluso sus propias vidas.

Los comerciantes manifiestan que el cierre fronterizo, además de acrecentar el contrabando de mercancías, por los cientos de pasos ilegales, también ha incrementado la delincuencia y la inseguridad.

XS
SM
MD
LG