Enlaces para accesibilidad

EE.UU. sigue votando en contra de llamado de la ONU a poner fin a embargo a Cuba


ARCHIVO: Los resultados de la votación se muestran luego de una votación de la Asamblea General de la ONU para abordar el embargo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos contra Cuba en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, el

La administración del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, continuó el miércoles la tradición de Washington de votar en contra de una resolución anual de la Asamblea General de las Naciones Unidas que pide el fin del embargo económico de Estados Unidos contra Cuba.

La resolución fue adoptada por 29ª vez con 184 votos a favor, tres abstenciones y dos votos en contra: Estados Unidos e Israel. El voto de la ONU puede tener peso político, pero solo el Congreso de los Estados Unidos puede levantar el embargo de más de 50 años.

Estados Unidos votó constantemente en contra de las resoluciones de la ONU durante 24 años, pero se abstuvo por primera vez en 2016 bajo el mandato del expresidente Barack Obama, cuando Washington y La Habana forjaron una relación más estrecha.

Washington luego volvió a oponerse a la resolución bajo la administración del presidente Donald Trump. Trump también revocó casi todas las medidas que Obama había tomado para aliviar el embargo y mejorar los lazos entre Estados Unidos y su antiguo enemigo de la Guerra Fría.

Biden prometió durante su campaña revertir algunas de las medidas de Trump sobre Cuba que "han infligido daño al pueblo cubano y no han hecho nada para promover la democracia y los derechos humanos". Pero aún no ha cumplido esa promesa y su administración ha dicho que un cambio de política hacia Cuba no está entre sus principales prioridades.

El diplomático estadounidense Rodney Hunter dijo a la Asamblea General de la ONU antes de la votación que las sanciones eran un conjunto de herramientas en el esfuerzo más amplio de Washington hacia Cuba para promover la democracia, promover el respeto por los derechos humanos y ayudar al pueblo cubano a ejercer las libertades fundamentales.

"Por lo tanto, nos oponemos a esta resolución", dijo Hunter. "Reconocemos los desafíos que enfrenta el pueblo cubano. Por eso Estados Unidos es un importante proveedor de bienes humanitarios para el pueblo cubano y uno de los principales socios comerciales de Cuba".

Cuba dijo a principios de este mes que el embargo comercial estadounidense de décadas de antigüedad le costó un total récord de más de $ 9 mil millones durante el último año financiero, lo que perjudicó su capacidad para enfrentar la pandemia de coronavirus.

El canciller Bruno Rodríguez dijo a la Asamblea General que las sanciones han dificultado que Cuba adquiera el equipo médico necesario para desarrollar sus propias vacunas COVID-19 y para otros usos, así como equipos para la producción de alimentos.

"Como el virus, el bloqueo asfixia y mata, debe cesar", dijo Rodríguez a la Asamblea General.

La votación del miércoles se fijó originalmente para octubre del año pasado, pero se pospuso debido a la pandemia.

La Asamblea General adoptó la resolución mientras Cuba lucha con una severa recesión económica, marcada por una escasez generalizada de productos básicos y cuando los casos de COVID-19 alcanzaron un récord de 2.055 el miércoles.

Los críticos del gobierno dicen que el problema real subyacente es la economía estatal ineficiente y las reformas de estilo de mercado que no han sido lo suficientemente radicales.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

XS
SM
MD
LG