Enlaces para accesibilidad

La SIP advierte de una posible ola represiva en Cuba


Jóvenes artistas y activistas de la sociedad civil se reunieron el 27 de noviembre en La Habana y reclamaron la atención de las autoridades culturales.

El alza en el número de detenciones y las medidas de las autoridades contra las voces disidentes en Cuba, han sonado como un botón de alarma para la Sociedad Interamericana de Prensa.

Tras los últimos sucesos en que las autoridades cubanas detuvieron y desalojaron a varios disidentes que protestaban en una huelga de hambre en La Habana, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) lanzó un llamado por el posible recrudecimiento contra las voces contestatarias en la isla.

La SIP teme que "el gobierno de Cuba esté en vías de justificar una nueva Primavera Negra", dijo la organización el martes, en alusión a los juicios sumarios contra el Grupo de los 75, ocurridos en 2003 y en el que se dictaron condenas de hasta 28 años de cárcel.

Recientemente jóvenes artistas, periodistas independientes, activistas y un académico, reunidos en torno al Movimiento San Isidro (MSI) se declararon en huelga de hambre para reclamar, entre otras peticiones, la libertad del rapero Denis Solís.

Pero el jueves 26 de noviembre las fuerzas policiales desalojaron por la fuerza a los manifestantes. Un numeroso grupo de artistas se reunió entonces frente al Ministerio de Cultura a reclamar por la censura en el país, y aunque pidieron reunirse con funcionarios de alto nivel, permanecieron rodeados por la policía, según reportaron las agencias de prensa acreditadas.

El presidente de la SIP, Jorge Canahuati, señaló que "el gobierno de Cuba reprime, censura, encarcela y ahoga la voz de sus ciudadanos frente a una comunidad internacional silenciosa que parece haberse acostumbrado a las atrocidades y violaciones a los derechos humanos en la isla".

El gobierno de Cuba bloqueó Facebook, Instagram, Youtube, así como el acceso a medios internacionales tales como el Miami Herald y El Nuevo Herald, y el sitio de internet de la SIP, denunció la organización.

El viceministro de Cultura, Fernando Rojas, recibió a una representación de los artistas y se comprometió a evaluar los hechos, pero dos días después, el presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez “acusó a los artistas y miembros del MSI de ser mercenarios al servicio de Estados Unidos”, resume la SIP.

La embajada de Estados Unidos en Cuba, así como Michael Kozak, subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de EE.UU., se pronunciaron sobre lo acontecido.

Los medios oficiales, sin embargo, dieron cuenta de una manifestación denominada Tángana en el parque Trillo, en la capital. La actividad fue catalogada de “espontánea”, aunque a la misma asistió el mandatario cubano.

“Vinimos aquí para que se sepa que hay juventud revolucionaria para rato. Nadie nos arrebatará la Revolución. Con ella nadie puede equivocarse”, dijo Karla Santana, presidenta de la Federación Estudiantil Universitaria de la Universidad de la Habana, una organización oficial, cuyas declaraciones citó Cubadebate.

XS
SM
MD
LG