Enlaces para accesibilidad

ONU: Necesidades humanitarias de Haití siguen 'inquietantemente altas' 


Haitianos cargan productos para vender en un mercado mientras cruzan el puente sobre el río Massacre, desde Ouanaminthe, Haití, hasta Dajabón, República Dominicana, después de que se abrió la puerta de cruce, el 5 de marzo de 2021.

La oficina de asuntos humanitarios de la ONU dice que el 40% de los haitianos necesitan asistencia urgente. 

Las necesidades humanitarias de Haití "permanecen en un nivel inquietantemente alto", dice un funcionario de la ONU, y casi la mitad de la población necesita asistencia.

Bruno Lemarquis es representante especial adjunto de la Oficina Integrada de las Naciones Unidas en Haití, conocida como BINUH. También es residente y coordinador humanitario de la ONU en Haití.

Lemarquis habló el miércoles durante una sesión informativa de la oficina de asuntos humanitarios de la ONU, conocida como OCHA. La reunión tuvo lugar virtualmente debido a la pandemia de coronavirus e involucró a varias agencias y representantes de la ONU, no todos identificados por su nombre, así como a otras partes interesadas.

Dijo que la situación humanitaria actual en Haití es comparable a la de Sudán del Sur y la República Centroafricana, que han vivido años de luchas. "Pero no hay guerra", señaló. “Estamos en medio del Caribe”.

Lemarquis pide un enfoque integrado para ayudar al país a mantenerse mejor por sí mismo y para que la comunidad internacional intensifique y contribuya a la financiación de Haití, y dice que, solo alrededor de un tercio de los fondos designados para Haití han sido entregados.

Residentes de Lasinal, un barrio de la ciudad portuaria de Les Cayes en Haití. Foto: OCHA / Christian Cricboom.
Residentes de Lasinal, un barrio de la ciudad portuaria de Les Cayes en Haití. Foto: OCHA / Christian Cricboom.

El cuarenta por ciento de la población de Haití, aproximadamente 4,4 millones de personas, necesita asistencia humanitaria, dice OCHA. En su Plan de Respuesta Humanitaria 2021-2022, OCHA busca $ 235.6 millones en financiamiento para implementar un plan de cuatro puntos destinado a cumplir los objetivos estratégicos.

Estos objetivos incluyen: Nexus: reducir en un 20% el número de personas que necesitan asistencia; Necesidades básicas: satisfacer las necesidades del 60% de la población; Protección y rendición de cuentas: proteger a los grupos más vulnerables; Preparación: prepararse para responder rápidamente a las necesidades de las personas después de un desastre natural u otras "crisis".

El plan prevé la mitigación de la inseguridad alimentaria aguda, proporcionando acceso a agua potable, saneamiento, higiene, servicios de salud de emergencia y educación.

El primer ministro haitiano, Joseph Jouthe, quien también es ministro de planificación y cooperación externa del país, destacó una convergencia de crisis que han agravado mucho la situación. Citó la agitación política, la inseguridad, el “Peyi Lok” (la serie de protestas que “paralizaron” el país e impactaron negativamente la economía), la alta inflación y la pandemia.

“Reiteramos la necesidad de una asistencia coherente y eficaz”, dijo Jouthe. El ministro dijo que la asistencia hasta ahora ha brindado resultados mixtos, lo que llevó al gobierno del presidente Jovenel Moise a cuestionar su efectividad.

“Necesitamos adaptar los proyectos a las necesidades del país”, dijo Jouthe, “para que la respuesta brindada realmente satisfaga nuestras necesidades”.

La embajadora Elisabeth Millard, representante de Estados Unidos ante el Consejo Económico y Social de OCHA, subrayó el compromiso de Estados Unidos con la causa humanitaria de Haití.

"Seguimos siendo el mayor donante de asistencia humanitaria en todo el mundo y en Haití". Millard agregó: “Se necesita una respuesta rápida, eficaz y basada en principios” y que se deben hacer esfuerzos para evitar la duplicación.

Militares dominicanos controlan la entrada de haitianos desde Ouanaminthe, Haití, a Dajabon, República Dominicana, el 5 de marzo de 2021. Lunes y viernes los haitianos pueden cruzar para vender y comprar en el Mercado Binacional Fronterizo.
Militares dominicanos controlan la entrada de haitianos desde Ouanaminthe, Haití, a Dajabon, República Dominicana, el 5 de marzo de 2021. Lunes y viernes los haitianos pueden cruzar para vender y comprar en el Mercado Binacional Fronterizo.

El representante de República Dominicana, que comparte frontera con Haití, dijo que su país está sumamente preocupado. Describió la situación como grave y un "riesgo multirriesgo" que requiere la plena atención de la comunidad internacional.

"Todos los esfuerzos deben conducir a la solución de la situación política, minimizando los efectos del COVID-19 en la economía de Haití", dijo. COVID-19 es la enfermedad causada por el coronavirus.

El representante de Francia instó al "acceso equitativo" a la vacuna COVID-19.

"COVAX tiene un papel que desempeñar", dijo, y agregó: "Debemos fortalecer la cooperación entre los actores humanitarios". COVAX es el mecanismo global que tiene como objetivo entregar vacunas contra el coronavirus a los países pobres.

El embajador de Canadá en la ONU, Robert Rae, pidió al gobierno de Haití que haga frente a la inseguridad política participando en un diálogo inclusivo con la oposición política y las partes interesadas. "Puede haber graves consecuencias a largo plazo", dijo Rae, si este problema no se resuelve.

Claudette compró carne fresca, espinacas y arroz en el mercado local con su dinero en efectivo del PMA. También compró ollas para cocinar para preparar una gran comida caliente para su nieto Cavensley, quien perdió a sus padres. PMA / Antoine Vallas.
Claudette compró carne fresca, espinacas y arroz en el mercado local con su dinero en efectivo del PMA. También compró ollas para cocinar para preparar una gran comida caliente para su nieto Cavensley, quien perdió a sus padres. PMA / Antoine Vallas.

Representantes del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) hablaron de sus contribuciones para aliviar la inseguridad alimentaria y las deficiencias en el sector de la salud de Haití.

El representante de la oenegé Acción contra el Hambre en Haití dijo que después de 36 años en el terreno, su organización ha notado "un nivel alarmante de desvinculación de los donantes" en las intervenciones que salvan vidas. “Es muy importante que la comunidad internacional se mantenga en solidaridad con el pueblo haitiano”, dijo. "Podríamos enfrentarnos a una situación que sea irreversible en el futuro".

Michael Kohler, subdirector general de Protección Civil Europea y Operaciones Humanitarias (ECHO), anunció que se pondrían a disposición de Haití 17 millones de dólares en “nueva ayuda humanitaria”.

Kohler dijo que los fondos salvarían vidas y brindarían protección a los migrantes y las víctimas de la violencia. Dijo que los donantes humanitarios deben prepararse para el día en que Haití pueda valerse por sí solo. "Tenga la seguridad de que la UE seguirá comprometida como donante humanitario en Haití mientras existan las necesidades", dijo Kohler, y agregó: "Los años venideros serán cruciales".

Con la colaboración de Margaret Besheer en las Naciones Unidas

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG