Enlaces para accesibilidad

Suspenden a gobernador de Río investigado por corrupción


El gobernador del estado de Río de Janeiro, Wilson Witzel, da una conferencia de prensa después que un juez lo suspendió por 180 días mientras se lo investiga por corrupción, en el Palacio de Laranjeiras, Río de Janeiro, Brasil, viernes 28 de agosto de 20

Witzel enfrentaba un juicio político en la legislatura estatal, proceso que estaba en suspenso debido a un recurso ante la Corte Suprema brasileña.

Un tribunal brasileño ha suspendido al gobernador del estado de Río de Janeiro mientras se investigan denuncias de corrupción en su contra. En tanto, las autoridades dijeron que estaban realizando decenas de allanamientos y más de una decena de arrestos en relación con el caso.

La fiscalía dijo el viernes que Wilson Witzel, un exjuez federal, fue suspendido por 180 días mientras se desarrolla la investigación. Agregó que allanaba su despacho y su residencia oficiales, así como la residencia del vicegobernador, quien por ley debería ocupar el cargo durante la suspensión. En total se realizaban 72 allanamientos en seis estados, el distrito federal y en Uruguay, a la par que se ejecutaban 17 órdenes de arresto.

La orden del Superior Tribunal de Justicia es apelable ante la Corte Suprema.

Los abogados de Witzel dijeron en un comunicado que los sorprendió la orden y que esperaban recibir el texto para decidir sus próximos pasos.

Los investigadores acusan a Witzel de participar en un fraude con contratos públicos en beneficio de empresas vinculadas con él que están siendo investigadas. Sospechan que una de las operaciones financieras ilegales tenía que ver con una organización social contratada por el gobierno estatal para regentar los hospitales de campaña instalados para tratar enfermos de COVID-19.

También acusan a Witzel de beneficiarse con pagos hechos a su esposa por otras dos personas que están siendo investigadas.

Witzel era prácticamente desconocido antes de las elecciones de 2018, cuando ganó la gobernación estatal al asociarse estrechamente con el entonces candidato presidencial Jair Bolsonaro y prometer una política intransigente contra la delincuencia organizada. Organizaciones defensoras de los derechos humanos lo han criticado por su defensa de operaciones policiales polémicas, como dispararle a sospechosos desde helicópteros.

Con el paso de los meses, Bolsonaro y él se volvieron adversarios políticos.

XS
SM
MD
LG