Enlaces para accesibilidad

La UNESCO condena recientes asesinatos de periodistas en México


En esta imagen del 4 de noviembre de 2017, se observa el logo de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), durante la 39na sesión de la Conferencia General en la sede del organismo en París, Francia.

Con el asesinato de Israel Vázquez Rangel el lunes 9 de noviembre, ya son tres los periodistas que han muerto en México en pocas semanas. Varias organizaciones han pedido al gobierno mexicano que investigue los hechos y acabe con la impunidad.

La directora general de la UNESCO, Audrey Azoulay, pidió el martes que se investigue el homicidio, en dos incidentes separados, del periodista Israel Vázquez Rangel, en el municipio de Salamanca en el estado de Guanajuato, y del también comunicador Jesús Alfonso Piñuelas, en Cajeme, en el norteño estado mexicano de Sonora.

“Condeno los asesinatos de Israel Vázquez Rangel y Jesús Alfonso Piñuelas”, dijo Azoulay.

La alta máxima autoridad de la agencia de Cultura y Educación en la ONU, recalcó: “Hago un llamado a las autoridades mexicanas para que tomen medidas para mejorar la seguridad de los periodistas y permitirles realizar su trabajo sin tener que temer por sus vidas. Confío en que estos dos crímenes serán investigados y que sus perpetradores rendirán cuentas”.

Vázquez Rangel fue asesinado a tiros el lunes 9 de noviembre mientras cubría una historia para el periódico digital El Salmantino; mientras que Piñuelas, fundador de los medios de comunicación Zarathustra Press y de El Shock de la Noticia recibió un disparo mortal mientras conducía su motocicleta el pasado 2 de noviembre.

Otras reacciones

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés), Amnistía Internacional y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) reaccionaron ante la muerte de los periodistas.

“Israel Vázquez Rangel es el tercer periodista asesinado en México en menos de un mes. Mientras tanto el gobierno de [Andrés Manuel] López Obrador reduce recursos al, ya de por sí, inefectivo mecanismo de protección y no presenta un plan de acción contundente para prevenir esta violencia”, denunció Érika Guevara-Rosas, por Amnistía Internacional.

México se ha convertido en uno de los lugares más peligrosos del mundo para ejercer el periodismo, señaló la SIP y agregó que Vázquez “es la décima víctima fatal de la violencia contra la prensa en México” en lo que va de año.

Desde 1992 a la fecha han sido asesinados 58 comunicadores en el país y 14 han desaparecido, según un reciente reporte gráfico del CPJ.

XS
SM
MD
LG