Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Biden dice que Israel no debe entrar en Rafah sin un plan “creíble” para proteger civiles


Un grupo de personas inspeccionan los escombros en un edificio dañado por un bombardeo israelí en Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, el 11 de febrero de 2024.
Un grupo de personas inspeccionan los escombros en un edificio dañado por un bombardeo israelí en Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, el 11 de febrero de 2024.

El presidente de EEUU, Joe Biden, instó al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, a preparar un plan para proteger a los civiles si ataca la ciudad de Rafah, en la Franja de Gaza.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo este domingo al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que Israel no debe lanzar una operación militar en la ciudad de Rafah, en la Franja de Gaza sin un plan “creíble” para proteger a los civiles”, informó la Casa Blanca.

Biden y Netanyahu hablaron después de que Egipto, según dos funcionarios egipcios y un diplomático occidental, amenazó con suspender su tratado de paz con Israel si las fuerzas israelíes entran a Rafah y dijo que los combates allí podrían llevar al cierre de la principal ruta para la entrada de ayuda.

La amenaza de suspender los acuerdos de Camp David, piedra angular de la estabilidad regional por casi medio siglo, surgió cuando Netanyahu expresó que enviar tropas a Rafah era necesario para ganar la guerra contra Hamás y afirmó que Hamás tiene allí cuatro batallones.

Más de la mitad de los 2,3 millones de habitantes de Gaza han huido a Rafah para escapar de los combates en otros lugares, y están abarrotados en campamentos de carpas y refugios administrados por la ONU cerca de la frontera. Egipto teme el influjo de cientos de miles de palestinos que podrían no regresar a Gaza jamás.

Netanyahu dijo al programa “Fox News Sunday” que hay “amplio lugar al norte de Rafah para que vayan” y señaló que Israel instruirá a los civiles con “volantes, teléfonos celulares, para avisarles de corredores seguros y otras cosas”.

La situación entre Israel y Egipto, ambos aliados de EEUU, ocurre en momentos en que grupos de ayuda advierten que una ofensiva en Rafah podría empeorar la ya catastrófica situación humanitaria en Gaza, donde alrededor de un 80% de la población ha huido de sus viviendas y donde la ONU dice que una cuarta de la población está al borde de la hambruna.

El canal de televisión de Hamás, Al-Aqsa, citó a un funcionario de Hamás no identificado que dijo que una invasión de Rafah “haría estallar” las negociaciones mediadas por Estados Unidos, Egipto y Qatar con miras a lograr una tregua y la liberación de rehenes israelíes retenidos por la milicia palestina.

No se sabe a dónde irían los civiles

Netanyahu, en una entrevista con el programa “This Week with George Stephanopoulos” del canal ABC News, sugirió que los civiles podrían ir al norte, donde afirmó que hay “bastantes zonas” que han sido despejadas por las fuerzas israelíes. También dijo que Israel está elaborando “un plan detallado” para reubicarlos.

Pero la ofensiva ha causado amplia destrucción, particularmente en el norte de Gaza, y siguen los combates en el centro de Gaza y la ciudad sureña de Jan Yunis. Una ofensiva terrestre en Rafah podría además causar el cierre del cruce fronterizo, clausurando una de las pocas vías de entrada para la ayuda humanitaria.

Los tres funcionarios confirmaron las amenazas egipcias, aunque hablaron en condición de anonimato al no estar autorizados para hablar del tema en público. Qatar, Arabia Saudí y otros países también han advertido de severas repercusiones si Israel entra en Rafah.

“Una ofensiva israelí en Rafah causaría una catástrofe humanitaria inimaginable y tensiones con Egipto”, escribió el comisionado de relaciones exteriores de la Unión Europea, Josep Borrell, en X.

Israel y Egipto libraron cinco guerras antes de firmar los Acuerdos de Camp David, mediados por el entonces presidente estadounidense Jimmy Carter a fines de la década de 1970. El tratado incluye descripciones de cómo se deben desplegar tropas a uno y otro lado de la frontera.

Egipto ha fortificado su frontera con Gaza, despejando una zona de seguridad de 5 kilómetros y erigiendo muros de concreto sobre tierra y a nivel subterráneo. Ha negado acusaciones israelíes de que Hamás opera túneles de contrabando debajo de la frontera, y afirma que las fuerzas egipcias tienen control total de su lado.

Pero funcionarios egipcios temen que si se viola la frontera, las fuerzas egipcias no podrán frenar la marea de personas que huirían hacia la península del Sinaí.

Naciones Unidas dice que Rafah, que normalmente tiene menos de 300.000 habitantes, ahora ha recibido otras 1,4 millones de personas que han huido de los combates en otros lugares y está “severamente sobrepoblada”.

Netanyahu indicó que Hamás tiene todavía cuatro batallones ahí. “Los que dicen que bajo ninguna circunstancia deberíamos entrar a Rafah están diciendo básicamente ‘Pierdan la guerra, dejen que Hamás se quede allí’”, declaró Netanyahu a ABC News.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Foro

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG