Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Incendios en California continúan, 31 muertos y 228 desaparecidos


Los restos de un auto quemado por el incendio Woolsey en Malibú, sur de California. Nov.11, 2018.
Los restos de un auto quemado por el incendio Woolsey en Malibú, sur de California. Nov.11, 2018.

Mortales incendios forestales continuaron el lunes en varios sitios en California, mientras las autoridades informaban que 31 personas murieron y otras 228 están desaparecidas.

En el estado que se extiende a lo largo del Océano Pacífico, las autoridades dijeron que 150,000 residentes han sido desplazados debido a los fuertes vientos y las condiciones de la sequía han ayudado a alimentar incendios que han quemado más de 1,000 kilómetros cuadrados de tierras forestales, comunidades residenciales y distritos comerciales.

Veintinueve de las muertes ocurrieron en un incendio en el norte de California que destruyó la ciudad del Paraíso y aún está contenido en un 25 por ciento. El fuego fue tan intenso que en tres ocasiones saltó 90 metros a través de una parte del lago Orville.

Durante un tiempo, hubo una pausa en los vientos fuertes en la región, pero los pronosticadores pronostican ráfagas de hasta 64 kilómetros por hora a última hora del lunes.

Un bombero lucha contra un incendio en la autopista Ronald Reagan (118) en Simi Valley, California, el 12 de noviembre de 2018.
Un bombero lucha contra un incendio en la autopista Ronald Reagan (118) en Simi Valley, California, el 12 de noviembre de 2018.

El gobernador de California, Jerry Brown, declaró el estado de emergencia y solicitó ayuda financiera del gobierno federal en Washington.

El presidente Donald Trump amenazó el fin de semana con cortar la asistencia del gobierno a California debido a lo que dijo que era un manejo deficiente de los bosques en el estado, el más poblado de EE. UU.

Trump no mencionó las condiciones de sequía durante años en California. Brown dijo que los gobiernos federales y estatales podrían mejorar la gestión forestal, pero dijo que el cambio climático con temperaturas más cálidas era una fuente mayor de riesgo de incendio.

El lunes, Trump elogió a los varios miles de bomberos que combatían las llamas y dijo: "Los Bomberos de California, (la Agencia Federal de Manejo de Emergencias) y los Socorristas de Emergencia son increíbles y muy valientes. ¡Gracias y Dios los bendiga a todos!"

Los meteorólogos advirtieron que las condiciones secas y ventosas que alimentan los incendios continuará al menos hasta el martes.

Miles de bomberos intentan contener el incendio Camp Fire al norte de la capital del estado, Sacramento, que comenzó la semana pasada. Ese fuego ha destruido cerca de 6.600 edificios y es el incendio forestal más destructivo en la historia del estado.

La oficina del Alguacil del condado Butte dijo que las víctimas en su mayoría fueron encontradas muertas dentro o cerca de sus autos.

En el sur de California, un par de fuegos estallaron la semana pasada: el Woolsey Fire y el cercano Hill Fire. Los bomberos han podido contener en un 75 por ciento el Hill Fire, mientras que el fuego de Woolsey fue contenido un 15 por ciento el lunes.

Las autoridades han reportado dos muertes por esos incendios.

El incendio de Woolsey está amenazando a unas 75,000 casas en el condado de Ventura, al noroeste de Los Ángeles.

Uno de los más mortíferos

La magnitud del siniestro en el norte de California podría convertirlo en uno de los más mortíferos en la historia del estado.

El Departamento Forestal y de Protección contra Incendios del estado indicó que el fuego que comenzó el jueves cerca de la localidad de Paradise creció de 8 kilómetros cuadrados (3 millas cuadradas) a 303 kilómetros cuadrados (177 millas cuadradas).

Más de 4.500 bomberos están en el cuarto día de su combate contra las llamas, informaron las autoridades.

El presidente Donald Trump elogió el desempeño de los bomberos de California durante los incendios que azotan el estado.
El presidente Donald Trump elogió el desempeño de los bomberos de California durante los incendios que azotan el estado.

Lea también: Bomberos combaten incendios en norte y sur de California

"Estamos entrando en una nueva normalidad. La tasa de propagación es exponencialmente más alta de lo que solía ser", dijo el jefe de bomberos del Condado de Ventura, Mark Lorenzen, quien sostuvo en una conferencia de prensa que los incendios en California en el 2018 avanzan mucho más rápido que hace 10 años.

Escenas de devastación en California en medio de mortíferos incendios.
Escenas de devastación en California en medio de mortíferos incendios.

Se intensifica la búsqueda de víctimas

Diez equipos de búsqueda estaban trabajando en Paradise, un pueblo de 27.000 habitantes que en su mayor parte terminó quemado la semana pasada, y en las comunidades circundantes en las faldas de la Sierra Nevada.

Con este fin, las autoridades locales solicitaron un laboratorio de ADN y equipos de antropólogos para ayudar a identificar a las víctimas.

Más de 8.000 bomberos luchan contra los incendios forestales que han quemado 1.040 kilómetros cuadrados (400 millas cuadradas), y las cuadrillas de bomberos de otros estados seguían llegando al lugar.

La sequía y el clima más cálido atribuidos al cambio climático, así como la construcción de viviendas en las profundidades de los bosques, han dado lugar a temporadas de incendios forestales más largas y destructivas en California.

Aunque California emergió oficialmente de una sequía de cinco años el año pasado, gran parte de los dos tercios del norte del estado son anormalmente secos.

Un parque de casas móviles fue devastado por el fuego en Seminole Springs en Agoura Hills, California.
Un parque de casas móviles fue devastado por el fuego en Seminole Springs en Agoura Hills, California.

El fuego no distingue zonas

Con todos los medios a su alcance, como palas, bulldozers, retardadores de llamas y mangueras, los bomberos hacen frente al siniestro en todo el estado.

Al sur de California dos personas murieron. Los cuerpos quemados fueron hallados en una residencia en Malibu, donde residen muchas celebridades. Las llamas arrasaron con las mansiones de Malibú y con los suburbios de la clase trabajadora de Los Ángeles por igual.

Muchos residentes tuvieron que evacuar sus casas, incluso famosos como la cantante Lady Gaga, Kim Kardashian West y Martin Sheen. El actor Gerard Butler publicó en Instagram que la mitad de su casa ubicada en Malibú había desaparecido, y el publicista de Camille Grammer Meyer dijo que la estrella del programa "Real Housewives of Beverly Hills" había perdido su hogar en el enclave costero.

(Con información de Associated Press y Reuters)

XS
SM
MD
LG