Enlaces para accesibilidad

El Salvador: detienen a exministro defensa acusado de pactar tregua con pandillas


Esta fotografía, distribuida por la oficina de prensa del Fiscal General de El Salvador, muestra al exministro de Defensa David Munguia Payés, esposado después de que la Oficina del Fiscal General (FGR) ordenó su captura.

El exministro de Defensa de El Salvador, David Munguía Payés, fue detenido el jueves después de una orden de captura del Ministerio Público, que lo acusa de haber pactado una tregua con las violentas pandillas o maras del país, según la fiscalía.

“Se ordenó la captura del general y exministro de Defensa David Munguía Payés por los delitos de agrupaciones ilícitas, actos arbitrarios e incumplimiento de deberes cometidos en el marco de esta tregua”, dijo a los periodistas el fiscal general de la República, Raúl Melara.

La fiscalía también ordenó una orden captura contra el expresidente Mauricio Funes por el mismo caso, argumentando su participación en la tregua entre las pandillas con la que su gobierno buscó disminuir el índice de homicidios en el país.

Funeses requerido por otros cinco procesos judiciales. Fue presidente entre 2009 y 2014 con el izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN). Actualmente, permanece en Nicaragua, adonde huyó en 2016 huyó a Nicaragua, donde permanece asilado, alegando persecución política, y donde el gobierno de Daniel Ortega le otorgó asilo político, mientras se desarrollaba un juicio civil en su contra por enriquecimiento ilícito y cuando aún no se había emitido la orden de que fuese capturado.

“Se ha determinado que fue a través de estas dos personas que se lideró, se concibió y se facilitó la decisión de todo el proceso de la tregua que ha traído tanto daño al país y a la institucionalidad de El Salvador”, indicó la fiscalía,

En respuesta a la orden de captura en su contra, Funes negó el viernes en Twitter la comisión de los delitos, dijo ser blanco de una persecución y denunció que la fiscalía general salvadoreña no ha presentado pruebas que lo incriminen.

La Policía Nacional Civil detuvo a Munguía Payés, el cual fue trasladado a la División Antinarcóticos, donde permanecerá detenido hasta ser presentado en los tribunales.

Melara explicó que no se ha girado la orden de captura contra Funes porque ya se sabe que "él está fuera del país, él está en Nicaragua, y será otro proceso que pesará en su contra”.

Por su parte el abogado Manuel Chacón, que representa a Munguía Payés, confirmó a los periodistas que fue capturado en su casa, “donde estaba bajo las medidas restrictivas de protegerse de la pandemia; estaba con su familia”.

El abogado dijo que todavía no había sido notificado de los cargos que le imputan a Munguía Payés, “pero nosotros conocíamos la investigación del tema de la tregua porque fue citado en varias ocasiones por la Fiscalía. No obstante, él ha permanecido en el país”.

Chacón dijo que, cuando se presente ante los tribunales, pedirá que se le otorguen medidas sustitutivas para que no vaya a prisión, porque el militar tiene más de 70 años, nunca ha huido del país y tiene los arraigos laborales y familiares.

El supuesto acuerdo con las pandillas habría sido la causa del descenso de homicidios en el país latinoamericano al detener la confrontación entre las sanguinarias Mara Salvatrucha y Barrio 18. Además, los bandos supuestamente entregaron armamento a las autoridades.

En 2012, los líderes de las pandillas Mara Salvatrucha MS13 y Barrio 18 hicieron un pacto para disminuir la cifra de muertes por violencia, porque en esa época se registraban al menos 14 fallecimientos al día. Para facilitar el acuerdo y ayudar a que los cabecillas de las pandillas pudieran comunicarse con sus estructuras en las calles, las autoridades tomaron una decisión polémica: los sacaron del penal de máxima seguridad conocido como Zacatraz y los enviaron a otras cárceles de mediana seguridad, en las que se asegura que gozaron de todas las facilidades para seguir operando.

Cuando Munguía Payés fue citado ante un juzgado para rendir testimonio como testigo en el juicio contra varios imputados acusados de participar en el proceso de la tregua, dijo que se trató de una política pública que nació en el seno del gabinete de seguridad de Funes.

“El proceso de pacificación era una política pública de gobierno y mi rol era facilitar el trabajo de los mediadores y recibir los informes de parte de los mediadores y de los miembros de la OEA, y mantener informado al señor presidente de la República de los avances del proceso”, dijo el militar.

Con la tregua los homicidios se redujeron hasta cinco por día, pero las cifras volvieron a elevarse cuando ésta se rompió en septiembre de 2013 tras la remoción de Munguía Payés por orden de la Corte Suprema y luego de que las nuevas autoridades les retiraran una serie de beneficios a los pandilleros presos.

[Con información de Reuters y AP]

XS
SM
MD
LG