Enlaces para accesibilidad

Médicos Sin Fronteras suspende labores humanitarias en El Salvador tras ataque de pandillas


La Policía acordonó el área donde fue abandonada la ambulancia de Médicos Sin Fronteras luego de que el personal de la organización fuera atacado a balazos en Ilopango, El Salvador.[Foto cortesía Médicos Sin Frontera].

El ataque armado fue en contra de un médico y un auxiliar de enfermería en Ilopango. La organización internacional humanitaria suspendió la ayuda temporalmente en el país.

A las 3:07 de la madrugada del domingo 31 de enero una ambulancia de la organización de ayuda humanitaria "Médicos Sin Fronteras" (MSF), fue detenida en el reparto Las Cañas, en el municipio de Ilopango, departamento de San Salvador, en El Salvador, cuando se dirigía a brindar atención médica a un residente de la zona.

En el vehículo se trasladaban un médico y un ayudante de enfermería quienes fueron golpeados y amenazados a punta de arma por presuntos pandilleros del Barrio 18. Los médicos fueron atendidos en la sede de MSF por heridas y contusiones y luego fueron trasladados al Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) para recibir atención especializada.

A raíz del ataque, la organización suspendió temporalmente sus labores de ayuda en el país centroamericano. "Nos vemos obligados a suspender nuestras actividades hasta que esclarezcamos los detalles de este hecho violento. Nuestros equipos deben trabajar con seguridad para llegar a aquellos que más lo necesitan. La misión médica debe ser respetada por todos", dijo Luis Romero, coordinador de la organización.

El municipio donde fue cometido el hecho ha sido uno de los más peligrosos del país centroamericano en los últimos cinco años; previo al plan de seguridad del gobierno salvadoreño, Ilopango reportaba un promedio de 45 homicidios anuales; pero entre enero y noviembre de 2020 se redujo a 14. Esta disminución es también a nivel nacional. El Salvador cerró el año pasado con 1.322 homicidios, 45% menos que en 2019.

Personal de Médicos Sin Fronteras a la espera de conocer el estado de salud de las dos personas que sufrieron contusiones y heridas en un ataque directo a la organización en El Salvador. [Foto cortesía Médicos Sin Frontera].
Personal de Médicos Sin Fronteras a la espera de conocer el estado de salud de las dos personas que sufrieron contusiones y heridas en un ataque directo a la organización en El Salvador. [Foto cortesía Médicos Sin Frontera].

Pero el Triángulo Norte de Centroamérica —El Salvador, Guatemala y Honduras— continúa siendo asediado por la presencia de la Mara Salvatrucha y el Barrio 18. Solo en El Salvador se calcula que hay un aproximado de 60.000 pandilleros los cuales han logrado resistir a los planes de seguridad implementados en los últimos cuatro gobiernos.

"Un ataque sin sentido", expresa la comunidad internacional

El encargado de negocios de la embajada de Estados Unidos en El Salvador, Brendan O’Brien, dijo que el ataque a una ambulancia de la organización Médicos Sin Fronteras es un "sin sentido" e hizo un llamado "urgente" al gobierno de El Salvador para que garantice y respete la integridad de los cuerpos de socorro nacionales e internacionales.

Asimismo Birgit Gerstenberg quien funge como coordinadora humanitaria de las Naciones Unidas para El Salvador y Belice condenó el ataque y pidió sanción para los responsables. "Los trabajadores humanitarios deben ser protegidos en su labor de salvar vidas".

La oficina de prensa de la Fiscalía General de El Salvador informó sobre el inicio de una investigación en torno al hecho de violencia. También este lunes 1 de febrero, la Policía salvadoreña informó de la detención de tres presuntos pandilleros residentes de la colonia donde fue atacado el personal de MSF. Los capturados son Josué Portillo, alias "Cachete", Rubén Alvarado, alias "Obama", y Josué Argueta, alias "Cuzuco". Además de un menor de edad; la Policía los acusa de agrupaciones ilícitas y resistencia.

Médicos Sin Fronteras es una organización de acción médico-humanitaria que asiste a personas amenazadas por conflictos armados, violencia o epidemias a nivel mundial. En El Salvador brindan esta ayuda a comunidades donde es imposible para los servicios públicos prestar esta asistencia por presencia de pandillas. Hoy, por primera vez desde que iniciaron labores en 2018 aquí, suspenden la ayuda.

XS
SM
MD
LG