Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Eta con categoría 4 se acerca a costas del Caribe de Nicaragua


Miembros de la Fuerza Aérea de Honduras cargan provisiones en aviones, para ser llevados a residentes del municipio de Puerto Lempira, departamento de Gracias a Dios, en preparación a la llegada del huracán Eta. Tegucigalpa, 2 de noviembre de 2020.
Miembros de la Fuerza Aérea de Honduras cargan provisiones en aviones, para ser llevados a residentes del municipio de Puerto Lempira, departamento de Gracias a Dios, en preparación a la llegada del huracán Eta. Tegucigalpa, 2 de noviembre de 2020.

El Centro Nacional de Huracanes ha advertido que el potente huracán puede traer vientos y lluvias devastadores al noreste de Nicaragua y el este de Honduras.

La tormenta Eta se convirtió en huracán a primeras horas del lunes, amenazando con golpear fuertemente a Centroamérica y el Caribe, especialmente a Nicaragua y Honduras.

Según el último informe del Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE. UU., Eta se convirtió en huracán de categoría 4 en la escala de cinco de Saffir-Simpson, con vientos máximos sostenidos de 210 km/h.

El Centro ha advertido de fuertes lluvias, marejadas ciclónicas y aludes de tierra. El lunes, cobró fuerza y amenaza con azotar la costa noreste de Nicaragua y áreas vecinas del este de Honduras, trayendo vientos y lluvias devastadores, por la noche o el martes temprano.

Según el boletín del lunes a las 4:00 pm (EST) el centro del huracán Eta estaba a unos 225 km al noreste de Bilwi (también conocido como Puerto Cabezas), en el Caribe Norte de Nicaragua.

Se prevé que Eta, que se desplaza a 15 km/h, toque tierra la madrugada del martes en el Caribe Norte de Nicaragua, habitada por poblaciones indígenas y afrodescendientes.

Nicaragua y Honduras, los países con mayor riesgo, ya han decretado alerta roja ante la llegada del ciclón.

El gobierno nicaragüense declaró alerta roja (máxima) en el Caribe Norte y amarilla (de alerta) en los departamentos norteños de Jinotega, Nueva Segovia, Chinandega, en tanto se mantiene alerta verde (de prevención) para el resto del país.

Comunidades costeras han evacuado y el gobierno ha enviado suministros para ayudar a los residentes a prepararse para el impacto de la tormenta, según medios estatales.

El NHC advirtió que se esperan “vientos catastróficos, inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra en partes de Centroamérica”.

Eta ya provocó intensas lluvias el domingo en Costa Rica, donde la Comisión Nacional de Emergencias desplazó preventivamente a pobladores del Pacífico sur.

La Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) de Honduras emitió alerta roja para los departamentos caribeños de Gracias a Dios, Atlántida, Colón e Islas de la Bahía, así como Olancho (oeste) ante la posibilidad de fuertes lluvias por el ciclón.

En Guatemala, hay un constante monitoreo sobre el fenómeno y se esperan lluvias que podrían provocar “derrumbes, deslizamientos, crecidas de ríos e inundaciones por la saturación de agua que existe en los suelos”, según David León, portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred).

En Nicaragua, el director del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), Guillermo González, advirtió que “pueden haber daños materiales porque las viviendas son muy frágiles”.

(Con información de NHC y AFP)

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG