Enlaces para accesibilidad

Nicaragua: oficialismo aprueba reformas electorales y elige magistrados afines a Ortega


Junta directiva de la Asamblea Nacional de Nicaragua el martes 4 de mayo de 2021. Foto Houston Castillo, VOA.

La reforma, entre otras cosas, impide registrarse como candidatos presidenciales a personas que no cumplan los requisitos incluidos en legislaciones aprobadas con anterioridad y que son consideras coercitivas.

El tiempo de espera terminó. Finalmente, el gobierno del presidente Daniel Ortega aclaró el panorama para las elecciones en Nicaragua previstas para noviembre, al aprobar el martes, a través de la Asamblea Nacional que controla, unas reformas electorales consideras por la oposición “como una burla”.

La votación quedó con 85 votos a favor, debido al apoyo de la mayoría oficialista, así como el respaldo de partidos aliados a Ortega.

Con la aprobación de estas reformas, la oposición denunció un retroceso en cuanto a la legitimidad de las elecciones presidenciales de este año, ya que establecen severas restricciones y limitantes a los partidos políticos y los aspirantes para competir en un proceso genuino.

Según la reforma, no podrán inscribirse como candidatos a las elecciones quienes no llenen las cualidades y tuvieren impedimentos de conformidad con legislaciones aprobadas con anterioridad y que son consideras coercitivas, como la Ley de Agentes Extranjeros y la Ley de Defensa de los Derechos del Pueblo a la Independencia y Soberanía.

Ambas leyes inhiben las candidaturas de opositores que reciban financiamiento del extranjero para mítines políticos y de igual forma penaliza a quienes “aplaudan o pidan sanciones” del extranjero contra Nicaragua.

Los partidos políticos y principales sectores de oposición del país denunciaron “que el régimen ha perdido una oportunidad” para reivindicarse y lograr que se celebre un proceso creíble.

De hecho, un día antes, Julie Chung, subsecretaria interina de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de Estados Unidos, demandó reformas creíbles “para poder elegir líderes libre y limpiamente, con transparencia y credibilidad”.

“El presidente Ortega y sus seguidores deberían aprovechar esta crucial oportunidad para hacer el sistema electoral más creíble", expresó Chung en un tuit .

Arturo Cruz, aspirante presidencial y exembajador de Nicaragua en Estados Unidos, señaló que era algo esperado los pocos cambios en la reforma a la ley electoral, sin embargo aseguró que pese a encontrarse en “un proceso electoral en condiciones adversas, lleno de dificultades, de obstáculos”, está “consciente del desafío histórico al que nos enfrentamos, pero también de la responsabilidad que tenemos con el futuro”.

“Estas son horas difíciles para la patria. Sin embargo, les pregunto: ¿Acaso, ya está todo dicho? ¿Nos vamos a rendir? Si hay algo que el pueblo nicaragüense ha demostrado es que puede hacer posible lo que parece imposible”, añadió Cruz.

Por otro lado, Félix Maradiaga, otro aspirante a la presidencia, hizo un llamado a la oposición nicaragüense a “unirse” para derrotar a Daniel Ortega, pese a los obstáculos impuestos por el oficialismo.

“Ante la intención del régimen de imponerse a la fuerza, nuestra respuesta debe ser la unidad de todos los nicaragüenses y fuerzas políticas en este momento decisivo”, argumentó Maradiaga.

El oficialismo, por su parte, ha dicho que para la aprobación de la ley, se consultaron a todos los actores políticos, quienes dieron su opinión y supuestamente fueron incluidas algunas de sus observaciones. Además, dijo que se tomaron en cuenta algunas sugerencias de la Organización de Estados Americanos (OEA).

“Se tomaron algunas recomendaciones técnicas de la OEA. Aquellas que no fueron incorporadas es porque no son tomas de ley, sino de normativas. Ahora, déjame decirte, nosotros incorporamos recomendaciones porque técnicamente eran correctas, porque desde el punto de vista político, la OEA ha dejado mucho qué desear”, declaró a la Voz de América el diputado oficialista Wálmaro Gutiérrez.

También se eligieron magistrados

En la misma sesión parlamentaria los diputados eligieron a los 10 nuevos magistrados que serán los árbitros del proceso electoral en noviembre: siete propietarios y tres suplentes. Dos de ellos fueron reelegidos, como Lumberto Campbell, sancionado por Estados Unidos por múltiples fraudes electorales, y Mayra Salinas, una militante del partido de gobierno.

El resto de los magistrados han sido señalados de ser afines al gobierno del presidente Ortega, y cercanos, por medio de partidos políticos considerados “zancudos” o “colaboracionistas”.

“Se eligieron magistrados donde todos son afines a la dictadura, no le dieron espacio a nadie de prioridad e independencia. Quedaron reelectos Mayra Salinas y Humberto Campbell, que han demostrado amplia disciplina partidaria”, cuestionó Juan Sebastián Chamorro, aspirante presidencial.

“El jurado que contará los votos el próximo 7 de noviembre lo componen militantes sandinistas y colaboradores del gobierno. Queda en evidencia que no hay voluntad de permitir ni siquiera una persona que levante la voz contra el fraude electoral”, criticó Chamorro, quien pese a ello llamó a la ciudadanía a votar en los comicios próximos.

“Esta contrarreforma está diseñada para que nos desanimemos, para que no vayamos a votar, por eso hay que hacerle difícil el trabajo. Debemos defender el voto con nuestra participación, sino le haremos un favor a la dictadura. Con mucha más razón debemos estar convencidos que con el voto popular y masivo, podemos hacerle frente a este intento descarado de fraude”, agregó Chamorro.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

XS
SM
MD
LG