Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Colombia: Política antidrogas se enfoca en afectados en conflicto, reduce fondos para acción militar


Policía antinarcóticos camina por un campo de coca en La Hormiga, Putumayo, Colombia, el sábado 9 de abril de 2022.
Policía antinarcóticos camina por un campo de coca en La Hormiga, Putumayo, Colombia, el sábado 9 de abril de 2022.

El gobierno de Colombia dice que el presupuesto para la lucha contra las drogas del próximo año se destinará en su gran mayoría a las políticas dirigidas a las comunidades rurales afectadas por el conflicto armado.

El presupuesto para la lucha contra el narcotráfico en Colombia del próximo año se destinará en su gran mayoría a las políticas dirigidas a las comunidades rurales afectadas por el conflicto armado, mientras disminuyeron las partidas para los encargados de las acciones militares.

El Ministerio de Justicia detalló en un comunicado el martes que el dinero aprobado para la nueva política antidrogas proviene de la venta, alquiler y administración que hace el Estado de los bienes que fueron incautados a los narcotraficantes.

El presupuesto total para la política de drogas de 2024 será de cerca de 55 millones de dólares, un incremento de 10 millones con respecto al de 2023.

Gustavo Petro, el primer presidente de izquierda en gobernar Colombia, cambió la política de drogas y se propuso reducir las hectáreas de coca sembradas afectando los nodos más fuertes de la cadena del narcotráfico y no a los pequeños cultivadores.

Además se propone avanzar en la regulación del uso adulto del cannabis y el uso no psicoactivo de la hoja de coca, proyectos que deben ser aprobados por el Congreso.

El Consejo Nacional de Estupefacientes, encargado de aprobar el presupuesto de la política de drogas y conformado por miembros del gobierno y entes de control, aprobó por primera vez la asignación de 21 millones de dólares para el Ministerio de Agricultura.

Esa cartera impulsa una reforma agraria que incluye la formalización de tierras para campesinos, indígenas y comunidades víctimas del conflicto armado.

“La política nacional de drogas se basa en dos pilares: oxígeno dirigido a comunidades rurales afectadas por el conflicto y asfixia, orientado a atacar los eslabones altos del narcotráfico a través de acciones militares y policiales”, indicó el Ministerio de Justicia.

Para la “asfixia” fueron aprobados para el Ministerio de Defensa 11 millones de dólares y para la policía de 5,8 millones de dólares, lo que redujo el presupuesto en un 32 % y un 53 %, respectivamente, en comparación con este año.

Colombia sigue siendo el mayor productor de coca en el mundo. En 2022 alcanzó las 230.000 hectáreas de hoja de coca sembradas, un 13 % más de lo reportado en 2022, según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Foro

XS
SM
MD
LG