Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Comienza el juicio por los atentados de noviembre de 2015 en París


Una oficial francesa monta guardia fuera de la sala de audiencias temporal preparada para el juicio de los acusados de los ataques de París de noviembre de 2015 en el Palais de Justice de París, en los primeros días de los procedimientos el 8 de septiembre de 2021.
Una oficial francesa monta guardia fuera de la sala de audiencias temporal preparada para el juicio de los acusados de los ataques de París de noviembre de 2015 en el Palais de Justice de París, en los primeros días de los procedimientos el 8 de septiembre de 2021.

El último superviviente de los ataques de noviembre de 2015 en París compareció ante el tribunal el miércoles al comienzo de un juicio histórico. En total son veinte personas las vinculadas a los ataques.

Veinte personas vinculadas a los ataques terroristas de noviembre de 2015 en Francia empezaron a ser juzgadas en París el miércoles en un proceso que se espera dure cerca de un año.

Un total de 14 acusados están siendo juzgados en persona y otros seis serán juzgados en ausencia, y la mayoría de ellos enfrentará cadenas perpetuas.

El atentado suicida, perpetrado por 10 atacantes y los asaltos con armas de fuego de tres equipos de yihadistas en bares, restaurantes, la sala de conciertos Bataclan y el estadio nacional, planeados en Siria y luego reclamados por el grupo Estado Islámico, dejaron 130 muertos y alrededor de 350 heridos.

Solo uno de los 10 atacantes sobrevivió. Salah Abdeslam, fue arrestado en Bruselas cuatro meses después de los ataques del 13 de noviembre de 2015. Se le acusa de ayudar a los demás.

Después de permanecer en silencio durante años durante el interrogatorio de los investigadores, el joven de 31 años dio respuestas evasivas o provocativas a preguntas básicas al comienzo de la audiencia, refiriéndose a su fe islámica cuando se le pidió que se identificara.

Con una camiseta negra, una larga barba negra y el pelo recogido hacia atrás, respondió que era un "soldado del Estado Islámico" cuando se le preguntó por su profesión.

Aunque la mayoría de los presuntos autores están muertos, se espera que el juicio brinde una conclusión a las familias de las víctimas.

"Este juicio es realmente un paso importante para las víctimas, los heridos y los que perdieron a miembros de sus familias", dijo a la cadena France 24 Michael Dantinne, profesor de criminología de la Universidad de Lieja.

Agregó que "es solo un paso en el proceso de recuperación de las víctimas" y que "no tendrá ningún efecto mágico".

El juicio programado para durar hasta mayo de 2022 tendrá 145 días de audiencias programadas en las que participarán unos 330 abogados, 300 víctimas y el testimonio en noviembre de Francois Hollande, quien era presidente de Francia en el momento de los ataques.

Detalles del juicio

Los archivos del juicio tienen un millón de páginas encuadernadas en 542 volúmenes, detallando una investigación que reveló vínculos entre las células yihadistas en París y Bruselas, y sus manejadores en Siria.

Los detalles de cómo el escuadrón de asesinos logró ingresar a Europa sin ser detectado, utilizando el flujo de migrantes de las regiones de Siria controladas por el Estado Islámico como cobertura, es probable que sea una de las áreas de interés durante los procedimientos.

Las familias de algunas víctimas también se preguntan si las fuerzas de seguridad dejaron escapar alguna oportunidad para evitar el derramamiento de sangre.

Además de Abdeslam, los otros 13 acusados estuvieron presentes en el tribunal por cargos que van desde brindar apoyo logístico hasta planificar los ataques, así como suministrar armas.

Entre ellos se encuentra Osama Krayem, un sueco a quien los investigadores belgas identificaron como uno de los asesinos de un piloto jordano quemado vivo en una jaula por el Estado Islámico a principios de 2015 en Siria. También está siendo investigado en Suecia por crímenes de guerra.

De los seis juzgados en rebeldía, cinco se presumen muertos, principalmente en ataques aéreos en Siria.

El horror se desató a última hora del viernes 13 de noviembre de 2015, cuando los primeros atacantes detonaron cinturones suicidas fuera del estadio Stade de France, donde Hollande estaba viendo a Francia jugar un partido de fútbol contra Alemania.

Posteriormente, un grupo de hombres armados abrió fuego desde un automóvil contra media docena de restaurantes y el hermano de Abdeslam, Brahim, se inmoló en un bar.

* Parte de la información de este informe provino de Associated Press y AFP.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

XS
SM
MD
LG