Enlaces para accesibilidad

La Agencia Europea de Medicamentos fue blanco de un ataque cibernético


Los científicos de la Universidad de Oxford concluyeron ya las pruebas en humanos de su vacuna contra el nuevo coronavirus y están a punto de pedir la autorización para su uso de emergencia.

La agencia indicó que la información personal de los participantes en las pruebas no se vio comprometida. Aseguró, además, que esto no retrasará el proceso de evaluación de varias potenciales vacunas.

El jefe de la agencia médica de la Unión Europea confirmó el viernes que la institución había sido objeto de un ataque cibernético durante las pasados dos semanas, pero dijo que eso no impactará en la actual evaluación de las potenciales vacunas contra el COVID-19.

El ataque cibernético fue originalmente anunciado el miércoles, aunque la agencia ofreció entonces pocos detalles. Durante una reunión virtual con el Parlamento Europeo, el director ejecutivo de la Agencia Europea de Medicamentos, Emer Cooke, dijo que la agencia “había lanzado una investigación en estrecha cooperación con oficiales de la ley y otras entidades relevantes".

En una breve declaración en su página web, BioNTech, el socio de Pfizer, dijo que había sido informado de que algunos documentos relacionados con su candidata a vacuna contra el COVID-19, que había sido almacenada en un servidor de la agencia, habían sido “accesados ilegalmente”. La compañía dijo no creer que ningún dato personal de los participantes en las pruebas se haya visto comprometido.

Cooke afirmó el viernes: “podemos asegurarles que los calendarios para la evaluación de las vacunas y tratamientos contra el COVID-19 no fueron impactados. Y la agencia, a como pueden ver hoy, sigue siendo plenamente funcional”.

La agencia, con base en Ámsterdam, está evaluando la vacuna de Pfizer/BioNTech, la cual ya fue aprobada por Inglaterra y Canadá, así como la vacuna de Moderna. La agencia dijo que tomará una decisión sobre una aprobación condicional en una reunión que se realizaría el 29 de diciembre, mientras una decisión sobre la vacuna de Moderna tendría lugar el 12 de enero.

Cooke dijo que en base a los datos de las dos vacunas, “la seguridad y eficacia lucen muy prometedoras". "No hemos visto eventos adversos que pudieran generar preocupación”.

A inicios de la semana, Cooke dijo que la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca también está siendo considerada pero que la información completa para esa vacuna aún no ha sido presentada.

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG