Enlaces para accesibilidad

California es el primer estado en reportar 3 millones de casos de COVID-19


El capellán Elías Mena sostiene la mano de un paciente de COVID-19 mientras ora por él en el Centro Médico Providence Holy Cross, en el sector Mission Hills, de Los Angeles el 15 de enero.

Un agresivo repunte del covid mantiene al sistema de salud pública de ese estado al borde del colapso.

California se ha convertido en el primer estado de la unión americana en reportar más de 3 millones de casos de coronavirus.

El martes, el estado, hogar de 40 millones de residentes, tenía 3.015.644 infecciones confirmadas, incluyendo 33,724 muertes, según la Universidad Johns Hopkins.

Según la agencia Associated Press, le tomó a California 292 días desde el primer caso de infección confirmada el 25 de enero del año pasado al 11 de noviembre pasado para alcanzar un millón de infecciones. El estado desde entonces ha enfrentado un dramático repunte de nuevas infecciones que ha empujado al sistema de salud cerca del colapso, registrando dos millones para navidad, un espacio de 44 días, y alcanzando los 3 millones en menos de 30 días.

El sombrío hito llega a California mientras sus esfuerzos de vacunación masiva se han encontrado con un importante obstáculo.

El epidemiólogo del estado recomendó el domingo que los proveedores dejen de usar un lote de vacunas Moderna luego que algunos vacunados tuvieron que buscar tratamiento ante síntomas de reacción alérgica severa.

La entrante administración del presidente Joe Biden revertirá una decisión del expresidente Donald Trump de levantar la prohibición a los viajes de extranjeros que vengan provenientes de buena parte de Europa y Brasil, a partir del 26 de enero.

"Esta acción es la mejor manera que continuar protegiendo a los estadounidenses del COVID-19 mientras se permite que los viajes se reanuden de forma segura”, dijo Trump en un comunicado dado a conocer por la Casa Blanca, antes de la juramentación del presidente Biden.

Sin embargo, Jen Psaki, la secretaria de prensa del presidente Joe Biden, respondió unos minutos después en Twitter, diciendo que “bajo los consejos de nuestro equipo médico, la administración no tiene intención de levantar las restricciones el 26 de enero. De hecho, planificamos fortalecer las medidas de salud pública relacionadas con los viajes internacionales para así mitigar el avance del COVID-19.

Nuevas normativas de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) previstas a entrar en vigencia el 26 de enero, exigirán que todos los pasajeros que deseen entrar a Estados Unidos deberán presentar una prueba de COVID-19 con resultados negativos antes de abordar su avión.

También el lunes, un panel independiente que investiga el manejo global de la pandemia del COVID-19, criticó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y a China por su respuesta ante el virus.

El panel de expertos encabezado por la ex primera ministra de Nueva Zelanda, Helen Clark y la ex presidenta de Liberia Ellen Johnson Sirleaf, dijo en un reporte provisional que la OMS debió declarar una emergencia internacional antes del 30 de enero, cuando lo hizo.

El panel también dijo que China pudo haber aplicado medidas de salud públicas más severas en enero del año pasado. El panel presentará su reporte completo en mayo.

Mientras tanto, expertos en Sudáfrica dicen que una nueva variante del coronavirus detectada inicialmente en ese país a finales del año pasado es 50 por ciento más contagiosa que la versión original.

Los expertos dicen que la nueva cepa, llamada 501Y.V2 se aferra más fuerte y más fácilmente a las células humanas. La cepa de Sudáfrica es una de distintas variantes descubiertas alrededor del mundo y que han agravado el avance del virus, que ahora registra ya 95,6 millones de casos de infecciones, incluyendo más de dos millones de muertes.

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG