Enlaces para accesibilidad

CDC: vacunas contra COVID-19 podrían estar asociadas con efecto cardiaco secundario


Una adolescente de 14 años recibe la primera dosis de la vacuna de Pfizer contra COVID-19 en Nueva Órleans, EE. UU. el 13 de mayo de 2021.

La condición es más prevaleciente en hombres que mujeres y afecta a los niños y a los jóvenes.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) dijeron el miércoles que hay una probable asociación entre dos vacunas contra COVID-19 y una rara condición cardiaca en niños y hombres jóvenes.

La agencia federal informó que más de 1.200 personas que recibieron las vacunas de Pfizer y Moderna desarrollaron miocarditis, una inflamación del músculo cardiaco.

La condición es más prevaleciente en hombres que mujeres y fue detectada más después de la segunda dosis que tras la primera.

Los CDC dijeron que los efectos secundarios, que incluyen fatiga y dolores en el pecho, han sido leves y que la gran mayoría de los diagnosticados con miocarditis se recuperaron.

La agencia concluyó que a pesar de la “probable asociación” entre las dos vacunas con la miocarditis, los beneficios de la vacuna superan con creces el riesgo de contraer ese efecto secundario.

Las vacunas de Pfizer y Moderna fueron desarrolladas con la tecnología del ARN mensajero, que es una molécula de una sola cadena de ARN complementaria a una de las cadenas de ADN de un gen, según el Instituto Nacional de Investigaciones del Genoma Humano.

Un funcionario de la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA), dijo que después del anuncio de los resultados esa agencia reguladora añadirá una advertencia para los proveedores médicos y receptores de la vacuna sobre el riesgo potencial de la miocarditis.

La variante delta en Europa

Mientras tanto, en Europa, las autoridades de Francia y Alemania expresaron alarma por el avance de la variante delta de COVID-19, que según la canciller alemana, Angela Merkel, amenaza con deshacer el progreso para reducir las infecciones en el continente.

Merkel y el presidente francés, Emmanuel Macron, instaron el jueves al resto de los líderes de la Unión Europea a adoptar una línea más firme en los viajes desde países ajenos al bloque, para combatir la variante delta del coronavirus.

Macron exhortó a los países del bloque a que estén muy atentos a la variante, que se detectó por primera vez en la India, porque es altamente infecciosa y parece afectar a las personas que no están vacunadas por completo.

[Con información de AP y Reuters]

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

XS
SM
MD
LG