Enlaces para accesibilidad

La mayoría de los estadounidenses no vacunados no está interesada en inmunizarse


Un trabajador de la salud llena una jeringa con la vacuna Pfizer, en el Museo Americano de Historia Natural, en Nueva York, el 22 de julio de 2021.

La renuencia o interés en vacunarse entre los estadounidenses está determinada por la filiación política de las personas. Los republicanos tienden a esgrimir argumentos contra las vacunas con mayor frecuencia que los demócratas. Pero algunos republicanos lo están reconsiderando debido al repunte en las infecciones.

La mayoría de los estadounidenses que no han sido vacunados contra el COVID-19 dicen que es poco probable que se lleguen a inocular, según un nuevo sondeo que pone de relieve los desafíos que enfrentan los funcionarios de salud pública en medio del aumento de las infecciones en algunos estados.

Entre los adultos estadounidenses que aún no han recibido una vacuna, el 35% dice que probablemente no la recibirá, y el 45% dice que definitivamente no la recibirá, según una encuesta de The Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research. Solo el 3% dice que definitivamente recibirán las vacunas, aunque otro 16% dice que probablemente lo harán.

Es más, el 64% de los estadounidenses no vacunados tienen poca o ninguna confianza en que las vacunas sean efectivas contra las variantes, incluida la variante delta que, según los funcionarios, es responsable del 83% de los casos nuevos en los EE. UU., a pesar de la evidencia de que ofrecen una fuerte protección. Por el contrario, el 86% de los que ya han sido vacunados tienen al menos cierta confianza en que las vacunas funcionarán.

La encuesta de AP-NORC se llevó a cabo antes de que varios republicanos y personalidades conservadoras de las noticias por cable instaran esta semana a las personas a vacunarse después de meses de vacilaciones. Ese esfuerzo se produce cuando los casos de COVID-19 casi se triplicaron en los EE. UU. durante las últimas dos semanas.

A nivel nacional, el 56,4% de todos los estadounidenses, incluidos los niños, han recibido al menos una dosis de la vacuna, según los CDC. Y los funcionarios de la Casa Blanca dijeron el jueves que la vacunación está comenzando a aumentar en algunos estados donde las tasas se estaban quedando atrás y los casos de COVID-19 están aumentando, incluso en Arkansas, Florida, Louisiana, Missouri y Nevada.

Aún así, poco más del 40% de la población de Louisiana ha recibido al menos una dosis, y el estado reportó 5.388 nuevos casos de COVID-19 el miércoles, la tercera cifra más alta en un solo día desde que comenzó la pandemia. Las hospitalizaciones también aumentaron abruptamente en el último mes.

La encuesta de AP-NORC encontró que la mayoría de los estadounidenses, el 54%, están al menos algo preocupados de que ellos o alguien de su familia se infecte, incluido el 27% que está muy preocupado. Eso es un poco más que hace un mes, pero muy por debajo del comienzo del año, cuando aproximadamente 7 de cada 10 estadounidenses dijeron que estaban al menos algo preocupados de que ellos o alguien que conocían pudiera estar infectado.

Los demócratas son mucho más propensos que los republicanos a decir que están al menos algo preocupados porque alguien cercano a ellos esté infectado, 70% a 38%.

Y en general, los republicanos son mucho más propensos que los demócratas a decir que no han sido vacunados y definitivamente o probablemente no lo estarán, entre un 43% y un 10%.

Las opiniones también están divididas según la edad y la educación: el 37% de los menores de 45 años dicen que no lo han hecho y probablemente no recibirán las vacunas, en comparación con solo el 16% de los mayores. Y los que no tienen títulos universitarios tienen más probabilidades que los que los tienen de decir que no están vacunados ni serán vacunados, entre un 30% y un 18%.

Cody Johansen, que vive cerca de Orlando, Florida, se considera un republicano conservador, pero dijo que eso no influyó en su decisión de omitir la vacunación.

"Realmente no ha sido tan peligroso para las personas de mi grupo demográfico, y tengo un buen sistema inmunológico", dijo Johansen, un joven de 26 años que instala equipos audiovisuales en bases militares. "La mayoría de mis amigos se vacunaron y están un poco enojados conmigo por no hacerlo. Hay presión de grupo porque dicen que es una responsabilidad cívica".

Concedió que es obvio que las inyecciones han sido efectivas, aunque le molesta un poco que solo tengan autorización de uso de emergencia de la Administración de Alimentos y Medicamentos.

Johansen dijo que aprueba la forma en que el presidente Joe Biden ha manejado la respuesta a la pandemia y dijo que ha mostrado un buen liderazgo.

Eso refleja los hallazgos de la encuesta. Una gran mayoría de los estadounidenses, el 66%, continúa aprobando cómo Biden está manejando la pandemia, más alto que el índice de aprobación general de Biden del 59%.

La diferencia es impulsada en gran medida por los republicanos, el 32% de los cuales dice que aprueba el manejo de COVID-19 por parte de Biden en comparación con el 15% que lo aprueba en general. Aproximadamente 9 de cada 10 demócratas aprueban a Biden en general y por su manejo de la pandemia.

La variante delta gana terreno en EE. UU. en un momento crucial de la pandemia
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:48 0:00

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram

XS
SM
MD
LG