Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Muertes por COVID-19 superan los dos millones en todo el mundo


Residentes de un hogar de ancianos hacen fila para recibir su vacuna en el Centro Harlem de Nueva York el 15 de enero. [AP]
Residentes de un hogar de ancianos hacen fila para recibir su vacuna en el Centro Harlem de Nueva York el 15 de enero. [AP]

El saldo total de muertes por el nueve coronavirus alcanzó esta semana los dos millones de personas, siempre con Estados Unidos a la cabeza en infecciones y muertes.

Las muertes por COVID-19 en todo el mundo sobrepasaron los dos millones el viernes, según la Universidad Johns Hopkins, un año después que el coronavirus fue inicialmente detectado en Wuhan, China.

“Detrás de este terrible número hay nombres y rostros, la sonrisa que ahora solo será una memoria, el asiento que para siempre permanecerá vacío en la cena, el cuarto con el silencio de un ser querido”, dijo el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres.

Guterres dijo también que el saldo de muertes “ha sido empeorado por la ausencia de un esfuerzo mundial coordinado” y agregó que “la ciencia ha triunfado, pero la solidaridad ha fracasado”.

Estados Unidos sigue estando en el primer lugar de la lista con la mayor cantidad de contagios y muertes. La universidad Johns Hopkins reporta más de 23 millones de casos de COVID-19 en Estados Unidos, con un saldo de óbitos acercándose rápidamente a los 400.000.

Algunos estados, que ya han vacunado a sus trabajadores de la salud, han comenzado a ofrecer el fármaco a personas mayores, pero se han visto sobrepasados por la cantidad de solicitudes. Las instalaciones médicas están a punto de quedarse sin vacunas. En muchas instancias, la tecnología usada para procesar las solicitudes ha colapsado.

El presidente electo Joe Biden anunció esta semana un plan de rescate por unos 2 billones de dólares, con unos 400.000 millones destinados a atender las necesidades frente a la pandemia. “Una crisis de profundo sufrimiento humano está a la vista”, advirtió el demócrata.

Los centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) advirtieron el viernes que una nueva variante, altamente contagiosa, podría convertirse en la cepa dominante en Estados Unidos en el mes de marzo.

La variante, inicialmente detectada en el Reino Unido, esta nueva cepa amenaza con exacerbar la crisis del coronavirus en Estados Unidos, donde las infecciones y hospitalizaciones diarias con frecuencia establecen nuevos récord.

Los CDC dijeron que la variante aparentemente no ocasiona síntomas graves, pero es más contagiosa que la actual cepa dominante. Funcionarios de la salud estadounidenses pidieron más esfuerzos de mitigación como usar mascarillas y respetar el distanciamiento social.

Mientras tanto en China, un equipo de investigación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) llegó el jueves a ese país, luego de casi un año de negociaciones entre Beijing y el organismo, así como de desacuerdos entre el gigante asiático y otros países que exigieron una investigación independiente y minuciosa sobre el origen del virus.

Dos miembros del equipo investigador de diez personas fueron retenidos en Singapur luego que una prueba reveló anticuerpos al virus en su sangre, mientras el resto del equipo entró de inmediato en un período de cuarentena de 14 días en Wuhan, antes de empezar su investigación.

El coronavirus fue inicialmente detectado en Wuhan a finales del 2019 y rápidamente se esparció por todo el mundo.

XS
SM
MD
LG