Enlaces para accesibilidad

ONU advierte "nacionalismo de la vacunación" privará a países pobres de acceso


El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, durante una entrevista en Nueva York el pasado 14 de septiembre.

El secretario general de Naciones Unidas dijo que se necesitarán unos 4.200 millones de dólares durante los próximos dos meses para que los países más pobres puedan tener acceso a una vacuna contra el coronavirus.

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, dijo que el “nacionalismo de la vacunación” está aumentando mientras las naciones más ricas se preparan para comprar millones de dosis de potenciales vacunas contra el COVID-19 a costa de países mucho más pobres.

Durante una reunión virtual con el director de la Comisión de la Unión Africana, Moussa Faki Mahamat, Guterres pidió contribuciones por valor de 4.200 millones de dólares durante los próximos dos meses para la iniciativa COVAX, el proyecto conjunto entre la Organización Mundial de la Salud (OMS), La Coalición para la Preparación e innovación ante las Epidemias y la Alianza Vacuna, una organización financiada por Bill y Melinda Gates para vacunar a niños en los países más pobres del mundo.

El jefe del organismo mundial dijo que el financiamiento pleno de la iniciativa COVAX es la única forma de asegurar que cualquier vacuna potencial esté disponible en el continente africano y en otros países en vías de desarrollo.

“Si África no es debidamente apoyada, no podremos luchar contra la pandemia efectivamente en otros lugares”, dijo Guterres.

La solicitud del jefe de Naciones Unidas se produce mientras varias naciones se preparan para seguir los pasos de Inglaterra y lanzar campañas de inmunización masivas. Un comité especial de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) recomendó este jueves la aprobación de una autorización de emergencia para la vacuna de Pfizer/BioNTech contra la COVID-19.

Canada aprueba una vacuna

La agencia nacional de salud de Canadá, Health Canada, anunció el miércoles que había aprobado esa misma vacuna contra el COVID19 de Pfizer/BioNTech, y los canadienses empezarán a recibirla la próxima semana.

En una declaración, Health Canada argumentó que completó una revisión independiente de los datos sobre la seguridad y efectividad de la vacuna, tras recibir la solicitud de la compañía el 9 de octubre. En su declaración, la agencia aseguró que “los canadienses pueden sentirse confiados que el proceso de revisión fue riguroso y que tenemos fuertes sistemas de monitoreo”.

El lunes, el primer ministro Justin Trudeau dijo que las primeras dosis de la vacuna de Pfizer llegarán a 14 centros de distribución canadienses, con más de 200.000 dosis para antes de fin de año.

Canadá ha ordenado un total de 6 millones de dosis de Pfizer. Canadá se convierte en la tercera nación, después de Inglaterra y Baréin, en aprobar el uso de dicha vacuna.

El impulso para aprobar y comprar las nuevas vacunas se produce mientras muchas naciones están experimentando un creciente saldo de infecciones de COVID-19 y muertes diarias.

Estados Unidos, que encabeza al mundo con casi 290.000 muertes del saldo mundial de 15,3 millones de muertos, estableció un sombrío hito el miércoles con más de 3.000 muertes por coronavirus, el saldo diario más alto de la pandemia.

Estados Unidos ha promediado muy por encima de los 200.000 nuevos casos diarios durante la última semana, otra cifra récord.

El saldo mundial de coronavirus sigue siendo de más de 1,5 millones de personas, del total de 68,9 millones de infecciones, según los datos de la Universidad Johns Hopkins.

XS
SM
MD
LG