Enlaces para accesibilidad

PMA: Aumenta necesidad de emergencia de alimentos mientras sigue el COVID-19


ARCHIVO - Un trabajador del Programa Mundial de Alimentos arregla paquetes de ayuda humanitaria a África para combatir el brote del coronavirus. Aeropuerto Internacional Addis Ababa, Etiopía.

El paso del coronavirus ha sido devastador. Ha afectado empleos, salarios, cosechas, negocios. Y en países subdesarrollados, como la mayoría de los africanos, la combinación del coronavirus, conflictos políticos y armados, el cambio climático, ha traído un incremento de la necesidad crítica de ayuda alimentaria. El hambre se está disparando y se necesitarán miles de millones de dólares para evitar hambrunas y muertes.

El Programa Mundial de Alimentos (WFP, por sus siglas en inglés) reporta que la inseguridad alimentaria está aumentando alrededor del mundo debido al devastador impacto socioeconómico del COVID-19, con decenas de millones de personas al borde de la hambruna.

El hambre está en aumento mientras la pandemia del COVID-19 continúa haciendo estragos alrededor del mundo. El año pasado, el Programa Mundial de Alimentos, la mayor operación humanitaria que combate el hambre, proveyó ayuda alimenticia a casi 100 millones de personas.

Amer Daoudi es el director de operaciones y respuesta corporativa del WFP. Daoudi le dijo a la Voz de América que el número de personas que no saben de dónde saldrá su próxima comida ha aumentado en un 39 por ciento este año.

“Así que, la cifra global de la necesidad inmediata es de 138 millones, pero si la situación continúa deteriorándose podríamos terminar con casi 260 millones de personas en necesidad crítica”, dijo Daoudi.

La más reciente Clasificación de Fases Integradas, un sistema que mide la severidad de las emergencias alimenticias encontró que 146 millones de personas en 49 países están enfrentando crisis aguda de alimentos y bienestar. La clasificación encontró otros 29 millones de personas en 36 países que están al borde de la hambruna.

Daoudi dijo que el WFP necesitará de unos 5.100 millones de dólares para atender la crisis de hambre durante los próximos seis meses. Agregó que países en África están entre los más necesitados.

Señaló que 13 millones de personas en Mali, Burkina Faso y Nigeria han sido afectados por la pandemia, por los conflictos armados y por el cambio climático. Indicó que estos necesitarán de ayuda alimenticia que salve vidas.

“Estamos viendo el impacto de COVID, ya sea en el comercio, en el ingreso socioeconómico, así como en la inflación”, dijo Daoudi. “En África, Sudán del Sur viene a la mente. Sudán y las regiones del sur de África están sufriendo… Congo está viendo aumentar su necesidad de ayuda. Casi unos 22 millones de personas este año”.

El funcionario del WFP dijo que condiciones similares de necesidad existen en todas las regiones del mundo y tienden a empeorar mientras el COVID-19 sigue su camino. Dice que el actual repunte en casos y muertes en Estados Unidos, Europa y Latinoamérica no es alentador.

XS
SM
MD
LG